Deportes

Pellegrini, el nuevo técnico del Real Madrid, se mantiene en la sombra

Mientras Florentino Pérez y Jorge Valdano recorren estudios de televisión y redacciones de periódicos hablando del nuevo proyecto del Real Madrid, el nuevo entrenador del equipo, el chileno Manuel Pellegrini, se mantiene en la sombra.

Sin embargo, Pellegrini, aún de vacaciones, apenas habló del nuevo grupo que el Real Madrid está formando para hacer frente al Barcelona "tricampeón" de Josep Guardiola.

De hecho, mientras el técnico azulgrana sí es la referencia clara en el aspecto deportivo del Barcelona, el chileno aún debe demostrar que no será uno más de los técnicos devorados por la gigante figura de Pérez.

Pellegrini, de 55 años, tiene 17 más que el técnico del Barcelona. Entrenador durante cinco temporadas del Villarreal, donde cosechó éxitos y demostró personalidad en su enfrentamiento con una figura como Juan Román Riquelme, el chileno se enfrenta ahora a una presión muy diferente a la que vivió en la pequeña ciudad del este de España.

"Hablo con él todo los días por teléfono", aseguró Valdano, director general del club, en una entrevista concedida a la emisora española Intereconomía en la noche del jueves.

"Él ya dirigió a San Lorenzo de Almagro y River Plate en Argentina", advirtió Valdano, que quiso marcar las diferencias entre Pellegrini y el portugués Carlos Queiroz, el primer fichaje de Pérez en su anterior etapa, después de deshacerse de Vicente del Bosque.

Sin embargo, Queiroz, que sólo había sido ayudante de Alex Ferguson en el Manchester United, duró apenas un año en el equipo. Tras él se sucedieron José Antonio Camacho, Mariano García Remón, Vanderlei Luxemburgo y Juan Ramón López Caro, hasta que Pérez dimitió en 2006.

Pellegrini es un hombre discreto, que casi disfruta manteniéndose en segundo plano, pero tendrá que mostrar carácter si quiere hacerse con las riendas de un vestuario donde convivirán grandes y caras figuras.

Por contra, Guardiola es la cara más visible del Barcelona, por encima incluso de su presidente, Joan Laporta. En este caso, parece más bien que el club es el que se adapta a las exigencias de su propio entrenador, que marca la línea en todas las parcelas del club: desde los fichajes hasta la comida.

Pellegrini está siguiendo cada operación de su equipo desde su retiro vacacional. No interviene en las negociaciones, pero a través de su teléfono móvil recibe las informaciones de las nuevas contrataciones del club.

"Cómo vamos a fichar a un jugador que no guste al entrenador", se justificó Valdano. "Sería contraproducente, porque gastaríamos dinero en un futbolista que no va a jugar".

Guardiola, que creció y triunfó como jugador de fútbol en el mismo club, sí parece absolutamente involucrado en las operaciones del Barcelona.

Según la prensa, el propio entrenador azulgrana llamó al internacional español David Villa, en la Copa de Confederaciones, para pedirle su incorporación inmediata al equipo catalán. Y es un secreto a voces que Guardiola quiere la salida del equipo del camerunés Samuel Eto'o, pese a la gran cantidad de goles que asegura.

Guardiola es el hombre sobre el que gira el proyecto barcelonista. Pellegrini tendrá que demostrar cuando empiece la pretemporada que el Real Madrid también es su proyecto.

dpa br in




 

 

 

 
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|13:39
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|13:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic