La Argentina se movilizó contra las armas de fuego

El sábado pasado se conmemoró en toda Latinoamérica, organizado por CLAVE, la Coalición latinoamericana para la Prevención de la Violencia Armada e IANSA, a nivel mundial, un día de reflexión sobre la proliferación de armas en el mundo.

El pasado sábado 20 de Junio, en el marco de la “Semana Mundial de Acción contra las Armas de Fuego”, la RAD (Red Argentina para el Desarme), con el auspicio de CLAVE (Coalición Latinoamericana para la Prevención de la Violencia Armada) celebró el Día de Acción en Latinoamérica, en un acto público organizado para reclamar por un mayor control contra la proliferación de armas de fuego en la región. En la Plaza Belgrano, 13 39 y 40, de la Ciudad de La Plata, bajo el mensaje de “Encendamos una luz, apaguemos el fuego”, cientos de velas fueron encendidas. El acto tuvo como objetivo llamar la atención de la población sobre los altos índices de muertes por arma de fuego en la región. Desde 1990 hasta el 2005 el promedio de muertes por armas de fuego en la Argentina fue de 3197 por año , es decir: 9 muertes por día, informa la RAD.

La cantidad de armas circulando en el mundo asciende a 875 millones, y el 74% de las mismas se encuentran en manos de civiles o actores no estatales. 1000 personas mueren por día por armas de fuego y 3000 personas resultan gravemente heridas, según datos de Iansa (International Action Network on Small Arms) Del total de ellas, 9 de cada 10 muertes son hombres jóvenes o niños.

En el año 2006, en Argentina, según los resultados arrojados por el Ministerio de Salud de la Nación, las armas de fuego explican el 13 % del total de las muertes ocasionadas por causas externas, ascendiendo, en la Provincia de Buenos Aires al 18,4 %. De ellas, los suicidios representan el 34%  y los homicidios el 37%. En ambos casos, los datos muestran, una vez más, que la población vulnerable se concentra entre los hombres más que en las mujeres, representando un 85% y 90% respectivamente.    

En este marco de situación, la RAD vuelve a hacer manifiesto su pedido de la sanción de la ley de la prórroga del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, entendiendo que es absolutamente necesario que el Estado continúe con políticas abocadas a reducir el circulante de armas en nuestro país. El Programa desarrollado desde Julio del 2007 hasta Diciembre del 2008, logró levantar 104.788 armas; esto significa que 2 armas fueron entregadas cada 15 minutos. Pese a ello, la cantidad de circulante de armas en la Argentina sigue siendo alarmante, según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del 2005, el 9,8% de los argentinos tiene armas en su entorno: 1 de cada 10 hogares tiene un arma de fuego al alcance de la mano. Es por esta razón que se insiste en la necesidad de concientizar a la población sobre los riesgos que conlleva el uso de armas de fuego en la sociedad. Con este objetivo, las organizaciones que componen la RAD, acompañadas de Amnistía Internacional Argentina,  encendieron cientos de velas en la ciudad de La Plata, como expresión de modelos alternativos de resolución pacífica de conflictos. Al calor de los tambores de “La Minga”, desde las 18 hs, más de 300 velas iluminaron a la Plaza Belgrano con el mensaje “9 x día”, haciendo alusión a la cantidad de muertes registradas en la Argentina por armas de fuego. Pese a que el tiempo no acompaño la actividad, una importante cantidad de autos pararon y se acercaron; a todas las personas se les repartió volantes informativos y se les explicó el motivo de la acción.                      

“Las armas de fuego están presentes, cada día, en los hechos de violencia que tanto conmueven a la sociedad. Están en los robos, pero también en disputas entre vecinos, en peleas domésticas. Las balas disparadas por ellas, con premeditación, por venganza, por violenta emoción o por negligencia, ciegan vidas y destinos, destrozan familias enteras y causan un dolor irreparable. Cada una de esas vidas perdidas deben llevar a nuestras sociedades a reconocer el peligro de la proliferación de las armas de fuego, deben enseñarnos a decirle basta a la violencia armada, deben empujarnos a pedirles a nuestros gobernantes que actúen en consecuencia y pongan en práctica acciones y leyes capaces de poner límite a aquella proliferación, de educar sobre los riesgos del uso de las armas y de generar conciencia sobre la convivencia pacífica y la resolución no violenta de los conflictos interpersonales. Cada vida perdida obliga a no perder un solo minuto en tomar aquel rumbo”, afirma Fernando Rodríguez, de la Fundación Lebensohn.

Luis Romero, de la ONG Espacios de Mendoza, indicó que "estamos convencidos que cuando la gente se informa sobre el peligro de tener armas en el hogar, se las saca de encima y se suma a la lucha contra la proliferación de armas en el mundo. Por eso hay que continuar trabajando en la difusión del tema, como lo estamos haciendo, ya que el poder de las armas es tremendo e invisibiliza sus daños a fuerza de billetes".

“Las armas de fuego son un instrumento que facilita y/o agrava los hechos de violencia, y se cobra la vida de miles de personas por año en Argentina. Existe la creencia de que las armas son generalmente utilizadas para cometer otros delitos, pero la mayoría de los hechos de violencia armada ocurren en ocasión de conflictos interpersonales, incluyendo peleas entre vecinos, miembros de familia, y violencia contra la mujer. A su vez, la presencia de un arma en el hogar aumenta las posibilidades de una muerte por accidente. Este tipo de actividades son importantes para aumentar la concientización pública y abogar por mayores controles y mejores políticas que erradiquen el flagelo de las armas en el país”, señala María Paula Cellone miembro de APP.

“El sábado 20/6 a pesar del clima pudimos estar presentes muchos y otros tantos que nos acompañaron... yo principalmente en esas Luces  que brillaban en medio de la oscuridad y el frío, ahí se encontraban nuestros seres más queridos, mi hermana  que hoy desde el cielo nos iluminan a diario, para luchar y no bajar los brazos ante un mundo violento en todos los sectores. Donde  siempre hay un arma de fuego, detrás que termina con una vida que ayer, hoy, mañana podía seguir iluminando a cada uno....en la noche y en corazón... están presentes. Ellos nos dejaron una misión construir un mundo en paz donde debemos actuar urgente,   porque hoy el mundo nos necesita, solo tiene nuestras manos y voces y debemos unirnos apoyando un tratado eficaz sobre el comercio y la utilización indebida de un arma”, fue, en tanto, la opinión de Liliana Moar, miembro de la RAD.

Finalmente, Adrian Marcenac, de la Asociación Civil Alfredo Marcenac, evaluó: “Estas jornadas son importantes para contribuir a que la sociedad y el Estado tomen conciencia del riesgo de las armas de fuego. Hoy en nuestro país hay una muerte por armas cada 3 hs, por eso es necesario comenzar a cambiar aquellas políticas que nos han llevado a esta situación de alta conflictividad y de naturalización de la violencia. Para ello se requieren acciones sostenidas en el tiempo desde el Estado y desde la sociedad civil, que generen y fortalezcan el valor del cuidado de la vida  por sobre las simplificaciones que se hacen socialmente de la seguridad ciudadana. Debemos dejar claro que nunca estaremos seguros colectivamente, en una sociedad armada".


Informe: Aldana Romano, miembro de ILSED (Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia).













 

Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 13:19
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 13:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'