Asesinan a imputado y la Policía informa un día después

Lucas Martín Ferreyra (20), asesinado de un balazo en el ojo, fue absuelto el año pasado por el crimen de Emir Manzur, quien fue ultimado en diciembre de 2007. La familia de Manzur cuestionó el fallo y la Corte decidió que se lleve adelante un nuevo juicio. La madre de Ferreyra estuvo presa por una causa de drogas y todo hace pensar que el homicidio de su hijo tendría que ver con la venta de estupefacientes.

Lucas Martín Ferreyra (20) murió el lunes por la noche y recién fue informado el deceso en la tarde del martes por el Ministerio de Seguridad. Según la primera versión, recibió un disparo en un ojo en los últimos minutos del domingo en Pedro Molina. Pero los pesquisas entienden que esto no fue así:  creen que le dispararon en el barrio Lihué, donde, esa misma noche, tamibén asesinaron a Jorge Raúl Carreño (18).

El móvil de ambos crímenes sería el ajuste de cuentas, y el autor, para la Policía y algunos testigos,  sería “El Chaca”, un joven de 16 años que cometió su primer homicidio a los 11. Pero es importante la aclaración de una fuente judicial: “A este chico lo han mencionado un par de testigos, pero no está acusado ni es buscado”.

Pero estas dos muertes podrían estar vinculadas al crimen de Emir Manzur, ultimado en el barrio Paraguay de Guaymallén en diciembre de 2007 cuando fue a comprar porros, aunque el móvil fue un intento de asalto.

Por el homicidio de Manzur fueron absueltos los cuatro imputados, entre ellos Lucas Ferreyra, quien murió en la noche del lunes y la Policía lo dio a conocer un día después.

Pero los padres del joven ultimado cuando fue a comprar porros cuestionaron el fallo de la Primera Cámara del Crimen que absolvió a los imputados y la Corte resolvió este martes que se realice un nuevo juicio oral y público.

Esta situación podría haber llevado a Ferreya nuevamente ante los jueces pero como testigo ya que nadie puede ser juzgado por el mismo hecho. Entonces, una de las hipótesis que se barajan eran impedir que el joven participe del nuevo debate por el crimen de Emir Manzur.

Sucede que la madre de este joven estuvo presa por una causa de drogas. Cuando la Policía la detuvo tenía una gran cantidad de estupefacientes en su vehículo y fue detenida.

Sucede que los investigadores tienen claro una cosa: las muertes de Carreño y Ferreyra son un ajuste de cuentas. Pero no tienen en claro, al menos por el momento, otra instancia: el móvil. Y esto podría estar relacionado con la comercialización de drogas en Guaymallén.

Detuvieron a “El Chaca” y el fiscal se enojó
El personal de Investigaciones de Guaymallén, atento a lo mencionado por los testigos, arrestó el lunes por la tarde a “El Chaca”, pero el fiscal Mariano Carabajal se enfureció con los efectivos porque ellos actuaron por su cuenta. Es decir, el magistrado no había librado una orden de captura ni el menor está imputado.

Sucede que otros testigos, las personas que estaban con Carreño, no sindicaron a “El Chaca” como el autor de los disparos.

Sin embargo, al parecer —evaluaron fuentes judiciales— el personal de Investigaciones tenía la necesidad política de detener a alguien por este homicidio, que terminaron siendo dos y por ello, posiblemente, se informó oficialmente el segundo un día después.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 11:28
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 11:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial