En un presunto ajuste de cuentas, muere un joven y otro está grave

En una balacera que se desató en la medianoche, en el interior del barrio Lihué de Guaymallén, falleció Jorge Raúl Carreño (18), quien recibió un tiro en el cuello y otro en el abdomen. Mientras que en el barrio aledaño Pedro Molina, otra persona fue herida de bala y está internada en el Hospital Central.

Un presunto ajuste de cuentas en Guaymallén dejó a una persona muerta y a otra, gravemente herida. Sin embargo, aún no se puede establecer conexión certera entre ambos hechos aunque ocurrieron en dos barrios cercanos. Jorge Raúl Carreño fue atacado en la puerta de su casa del barrio Lihué, mientras que el joven fue baleado en el Pedro Molina.

Ambos hechos sucedieron después de la medianoche. Carreño se encontraba en la puerta de su domicilio en la manzana 9 cuando, según testimonios de su madre, dos jóvenes pasaron y uno de ellos comenzó a disparar. Dos de esos tiros impactaron en el cuello y en el abdomen del joven.

Personal policía llegó al lugar y habría sido apedreado por los vecinos. Una vez que se logró la calma, llegó la ambulancia y se asistió al joven baleado. Aunque Carreño fue llevado hacia el Hospital Central, los médicos constataron que el cuerpo ingresó sin vida al nosocomio.

A los pocos minutos de que esta novedad entrara en el CEO, una similar se registraba en el barrio Pedro Molina. Allí Lucas Martín Ferreyra (18) presentaba una profunda herida en el ojo izquierdo producto de un disparo, presumiblemente que se habría dado en la balacera del Lihué.

Ferreyra fue llevado también al Central. Aunque fue intervenido quirúrgicamente, su estado es grave. Mientras en la Oficina Fiscal Nº 8, están investigando ambos casos y no se descarta que en las próximas horas se establecería una vinculación entre los mismos.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 16:25
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 16:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes