Deportes

Romero y Cabrera siguen dando batalla en el US Open

Cabrera tenía cuatro sobre par después de sus primeros nueve hoyos de la segunda ronda, y estaba a un disparo del punto para el corte del fin de semana cuando comenzó la lluvia. Andrés Romero tenía un total de dos sobre par después de ocho hoyos en la segunda ronda.

El argentino Angel Cabrera tenía puntuación de cuatro sobre par después de sus primeros nueve hoyos de la segunda ronda, y estaba a un disparo del punto calculado para el corte del fin de semana.

Su compatriota Andrés Romero tenía total de dos sobre par después de ocho hoyos en la segunda ronda, la misma puntuación del colombiano Camilo Villegas, que alcanzó a completar la segunda ronda.

Ricky Barnes fijó un récord para los primeros 36 hoyos del US Open con marcador total de 132, ocho bajo par, al completar el sábado su segunda ronda con tres birdies en nueve hoyos.

El estadounidense firmó en la segunda ronda una tarjeta de 65, cinco bajo par.

El récord anterior para 36 hoyos era 133, que Jim Furyk y Vijay Singh lograron en 2003 en el campo Olimpia Fields.

"Es fabuloso", dijo Barnes. "Obviamente al comienzo de la semana uno no pensaba que era posible lograr esa puntuación. Obviamente el movimiento de algunos tees y la suavidad de los greens ayudó. Y obviamente la forma en que le pegué a la pelota fue probablemente lo más impresionante en los primeros 36 hoyos".

Barnes ha atinado a 31 de 36 greens esta semana, mientras que el resto de los competidores ha conseguido acertar casi la mitad de las veces.

"Si me hubiesen dicho que estaría en ocho bajo par y sólo con ventaja de un golpe, yo hubiese contestado, 'están bromeando'", indicó Barnes. "Pero estoy contento. Estoy jugando bien, y estoy contento con la posición en la que estoy".

Barnes tenía un golpe de ventaja sobre Lucas Glover, quien logró un 64 el sábado por la mañana, a uno del récord para una ronda en el US Open.

Glover falló un putt para birdie en el último hoyo.

"Estoy muy satisfecho", señaló. "Probablemente fue la mejor ronda que he jugado. Estoy muy emocionado".

El líder de la primera ronda, Mike Weier, estaba a dos golpes de Barnes con seis bajo par. Otros tres jugadores estaban empatados en cuarto lugar con tres bajo par después de 36 hoyos.

Tiger Woods, en cambio, estaba lejos de los líderes.

Woods, campeón defensor y número uno del mundo, finalmente pudo comenzar su segunda ronda el sábado, después de un 74 (cuatro sobre par) en los primeros 18 hoyos.

Cuando el estadounidense entró al campo, estaba a 12 golpes de Barnes y probablemente necesitaba una ronda cerca al par para sobrevivir al corte del fin de semana y llegar a la tercera ronda, cuando sea que se dispute.

El torneo se retrasó por las intensas lluvias del viernes.

Woods estaba en uno bajo par después de sus cuatro primeros hoyos el sábado, cuando el sol seguía brillando sobre el campo Bethpage Black. El pronóstico del tiempo es más lluvia por la tarde.

Los organizadores esperan completar la segunda ronda el sábado, e incluso comenzar la tercera, y luego jugar el domingo para coronar un campeón.

Si hay más retrasos, el torneo podría terminar el lunes.
En Imágenes