Deportes

Rodríguez, el goleador tucumano que buscan los grandes

En su primera campaña en la B Nacional, el delantero de Atlético Tucumán mostró su capacidad goleadora y se convirtió en el máximo artillero del torneo. Ahora lo buscan varios clubes.

Luis Miguel Rodríguez protagonizó una temporada excepcional al consagrarse campeón de la B Nacional con Atlético Tucumán y su aporte fue fundamental ya que anotó 20 goles, la mayoría de ellos decisivos en encuentros claves de la campaña.

La fama de "Pulguita" creció rápidamente y en las últimas horas se conoció el interés de Boca Juniors por contratar al delantero.

De todos modos, los "xeneizes" tendrán que competir con las ofertas que llegan desde México, país al que quiere llevarlo a "Pulguita" un representante que tiene un poder para negociarlo junto con otros dos jugadores del club: Martín Granero y César Montiglio.

El empresario que lleva adelante esas negociaciones es, curiosamente, Luis Grillo, el mismo que representa al arquero Mauricio Caranta, quien se marchó de Boca amparado en una resolución judicial tras un entredicho que mantuvo con el ahora ex entrenador Carlos Ischia.

"Ojalá tenga la posibilidad de jugar en Boca, uno de los clubes más importantes del mundo al que sueña llegar cualquier futbolista, pero por ahora no sé nada", comentó Rodríguez, quien no viajó con el plantel de Atlético para enfrentar a Platense debido a una lesión.

A favor de Boca juegan las ganas del delantero de vestir esa camiseta y la posibilidad de que la operación se concrete en los próximos días, pero que el "xeneize" le permita a Rodríguez jugar una temporada en Primera división con Atlético Tucumán.

"Si esa propuesta se concreta sería lo mejor para mi porque me permitiría cumplir el sueño de jugar con la camiseta de Atlético en Primera antes de dejar el club", agregó el artillero.

Precisamente ese es el objetivo de los dirigentes de Atlético, club que tiene los derechos federativos del jugador pero sólo una parte del pase, cuyo propietario es un ex directivo del club.

"Nosotros tenemos un contrato hasta 2010 con Rodríguez y nos gustaría disfrutar al menos un año más viéndolo jugar en nuestro equipo", explicó el presidente de Atlético Tucumán, Mario Leito.

Mientras tanto, Boca también puso los ojos en el hermano menor de "Pulguita", Sergio Rodríguez, un volante que en estos momentos realiza una prueba para definir si se incorpora a las inferiores "xeneizes".

Hace algunas semanas estuvieron en Tucumán dos técnicos de las inferiores del club de La Ribera, quienes observaron jugadores y al descubrir al menor de los Rodríguez quedaron impactados por el nivel que mostró en las pruebas.

Nacido hace 24 años en Simoca, en el sudeste de la provincia y conocida como la "Capital Nacional del Sulky", "Pulguita" Rodríguez ya transitó un largo camino en el fútbol.

En sus antecedentes futbolísticos aparecen ya experiencias en Europa, adonde fue llevado cuando era un niño con promesas que nunca se cumplieron y tuvo que soportar duros momentos lejos de su entorno familiar.

En el camino de "Pulguita" aparecieron numerosos obstáculos y en algún momento pensó en dejar el fútbol, pero finalmente tuvo el apoyo de su hermano mayor, Walter "Pulga" Rodríguez, actual director de Deportes de Simoca.

El ahora funcionario, que fue figura de Atlético hace algunos años cuando el "decano" del fútbol tucumano luchaba en el Argentino A para recuperar su lugar en la B Nacional, se transformó en su representante.

Un breve paso por Racing de Córdoba en el Argentino A le devolvió a "Pulguita" el protagonismo en el fútbol argentino, pero como extrañaba mucho decidió regresar a Tucumán para replantearse su futuro.

Una de sus primeras hazañas la protagonizó jugando en el campeonato de la Primera B de la Liga Tucumana de Fútbol para el club de su ciudad, Unión Simoca.

En un partido que disputó contra Azucarera Argentina marcó 12 goles y despertó el interés de UTA, el equipo del gremio de los choferes de ómnibus que milita en la Primera "A" del fútbol provincial.

Finalmente llegó a Atlético Tucumán y fue el experimentado Jorge Solari quien le dio la posibilidad de jugar en el Argentino A y ser una de las figuras del equipo que logró ascender a la B Nacional el año pasado.

Lo demás es historia conocida de este delantero diminuto que se transformó en el terror de los defensores de la B Nacional, en especial cuando encara en los metros finales e impone su velocidad y la precisión de su remate.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|15:19
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|15:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016