Un 30 por ciento de las argentinas elige las pastillas anticonceptivas

El indicador es el resultado de sondeos que destacaron que Argentina se convirtió, detrás de Francia, Alemania y Brasil, en el cuarto país en cuanto a cantidad de mujeres que usan anticonceptivos combinados orales (ACO)i, a lo largo de toda su vida reproductiva.

El 30 por ciento de las mujeres argentinas en edad fértil prefirió el uso de las pastillas anticonceptivas como método para prevenir embarazos, según lo revelaron encuestas realizadas en la última década.
  
Según explicó el médico Philip Smits, Head of Worldwide Women´s Healthcare de Bayer Schering Pharma, "cada vez más mujeres en el mundo eligen las píldoras anticonceptivas como método para la prevención de embarazos no deseados".
  
"Es un método seguro, simple y que permite recuperar la fertilidad natural apenas se finaliza con su toma diaria. En un mundo donde la mujer cada vez es más independiente, contar con este tipo de métodos es clave para poder llevar una vida sexual segura y plena", explicó Smits en diálogo con Noticias Argentinas.
  
El especialista comentó que, a diferencia de décadas pasadas, "las mujeres de hoy inician su vida sexual activa sin deseos de procrear en forma inmediata y suelen posponer su primer embarazo a edades más tardías".
  
"De esta manera, la necesidad de anticoncepción se transforma en continua y acompaña casi la totalidad de la vida fértil de una mujer, desde su menarca (primera menstruación) hasta su menopausia (última menstruación)", afirmó Julio Seoane, asesor médico de Salud Femenina de Bayer Schering Parma.
  
Estos cambios culturales en relación al uso y administración de la píldora están acompañados por una mejora en su innovación y desarrollo a través de los años.
  
Las pastillas anticonceptivas suman, a la anticoncepción, beneficios adicionales para la salud y la calidad de vida, entre los que se destacaron reducir los dolores menstruales en un 60 por ciento; la anemia en un 25 por ciento; el acné y la seborrea en un 80 por ciento; los síntomas del  síndrome premenstrual en un 25 por ciento.
  
Además, disminuye la enfermedad pelviana inflamatoria en un 50 por ciento; los tumores benignos de ovario en un 80 por ciento; los tumores benignos de la mama en un 50 por ciento; los síntomas de  endometriosis en un 50 por ciento; el cáncer de ovario en un 50 por ciento y el cáncer de endometrio en un 50 por ciento.
  
Además, su alto índice de eficacia contribuye a la estrategia de concientización que conlleva a la reducción de abortos por embarazos no deseados, incluso en los países donde esta práctica  es legal.
  
El primer anticonceptivo oral surgió en el año 1961 y luego de más de 50 años en los que la reglamentación argentina estipulaba que los anticonceptivos sólo podían ser prescriptos como medicamentos para aliviar a las mujeres que padecieran trastornos menstruales y en un mundo marcado por valores tradicionalistas, las mujeres comenzaron a tomar sus propias decisiones reproductivas.
  
Por tal razón, en los últimos años se desarrollaron nuevos métodos anticonceptivos que brinden a la mujer bienestar y calidad de vida.
  
"La píldora anticonceptiva ha recorrido también un largo camino de mejoras e innovaciones", afirmó el Dr. Smits.
  
Uno de los últimos desarrollos ha sido el régimen con drospirenona que extiende la toma a 24 días (3 días más en comparación con los regímenes habituales de 21 días) y que además de brindar una eficaz anticoncepción es capaz de tratar efectivamente las formas severas del Síndrome Pre Menstrual (también conocido como Síndrome Disfórico premenstrual).
  
La Drospirenona tiene un particular perfil farmacológico, muy similar a la progesterona natural.
  
Su acción antimineralocorticoide ayuda a disminuir la retención de líquidos y el aumento de peso que ésta podría ocasionar, mientras que por su efecto antiandrogénico colabora para que  la piel y el cabello luzcan más saludables en las  mujeres con acné y seborrea.
  
Además, trascendió que está previsto incorporar en un futuro no muy lejano una innovadora formulación con un estrógeno natural y una novedosa progesterona llamada Dienogest, que  aportará una nueva opción terapéutica a los trastornos del sangrado menstrual.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 05:51
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 05:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial