Gripe A: Salud de la Nación comprará medicación para dos millones de tratamientos

El gobierno nacional anunció la adquisición de medicamentos producidos por cuatro laboratorios para contar con un stock de dos millones de tratamientos contra esta enfermedad. Para ello destinará 90 millones de pesos. Se trata de una medida tomada tras las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para la Argentina.

El Ministerio de Salud de la Nación dispuso una partida de casi 90 millones de pesos para la compra de medicamentos destinados a completar un stock de dos millones de tratamientos contra la Gripe A, entre ellos 240 mil de uso pediátrico.

Según se publicó hoy en el Boletín Oficial, la adquisición de medicamentos alcanza un valor total de 88.430.000 pesos e involucra a cuatro laboratorios.

Las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS-OMS) habían recomendado para la Argentina "completar el stock hasta 2 millones de tratamientos de Oseltamivir y como parte del mismo, disponer de 240.000 tratamientos de uso pediátrico".

En el Boletín Oficial se informó hoy que fue aprobada "la contratación llevada a cabo por el Ministerio de Salud en el marco de la emergencia por riesgo de pandemia de Influenza A (H1N1), para la adquisición de Oseltamivir comprimidos y Oseltamivir suspensión oral".

La provisión fue adjudicada a Finadiet (2 millones de unidades de comprimidos Oseltamivir); Laboratorio Sidus (1,4 millones), Laboratorio Richmond (6 millones) y Laboratorio LKM (600 mil unidades de comprimidos y 240 mil frascos de suspensión oral).

En el Boletín Oficial se detalló también que además de las recomendaciones de las organizaciones sanitarias internacionales, la decisión del Gobierno nacional se basa "en la necesidad de asegurar el bienestar de la población, procediendo a prevenir, controlar y erradicar esta enfermedad".

El viceministro de Salud, Carlos Soratti, ratificó hoy que a partir de ahora se enfocará el trabajo de la cartera sanitaria "en grupos de riesgo" para tratar de evitar de esa manera más muertes por la gripe A.

Remarcó que las medidas se centrarán en la Capital Federal y el conurbano bonaerense, y en las personas que tienen problemas de salud preexistentes.

Soratti sostuvo que los fallecimientos informados el martes se encuentran "dentro de las estadísticas, es decir, dentro del porcentaje mortal estimable de cualquier virus de la gripe".

"Todos los inviernos, en la Argentina, ocurren enfermedades respiratorias graves que generan muchísimas consultas, muchas hospitalizaciones y también muchas muertes. Esto ocurre por la circulación de muchos virus", explicó el funcionario.

En declaraciones a Radio 10, el viceministro de Salud comentó que "en este invierno, en esta época del año, comienza además a circular un nuevo virus de influenza".

"Seguramente va a haber muchas consultas, seguramente va a haber muchas internaciones. Y puede haber evoluciones severas con desenlaces fatales", afirmó.

Por tal motivo, el funcionario recomendó a "los sistemas de salud prepararse en cada una de las jurisdicciones".

Al ser consultado sobre los cuatro casos fatales registrados en las últimas horas como consecuencia de la acción del virus A/H1N1 en el país, el viceministro sostuvo que "son casos en los cuales alguna enfermedad previa genera condiciones para que existan complicaciones, como tipos de infecciones por virus de influenza, como siempre ocurre".

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, se manifestó en la misma línea y añadió que la región metropolitana se encuentra en una "etapa de transición" desde la contención a la mitigación de la enfermedad.

Según Lemus, el ámbito metropolitano va directo a "ocuparse de los pacientes de riesgo o internados, fundamentalmente".

"Hasta esta mañana tenemos 30 casos internados en la Ciudad, de los cuales 19 son de la provincia de Buenos Aires. De estos, dos tercios tienen enfermedades muy importantes de base", detalló.

El funcionario remarcó que la complicación de una infección de gripe por virus A/H1N1 no es una constante en todos los casos confirmados, sino que se circunscribe a los sectores más vulnerables, que son niños, adultos mayores de 65 años, personal médico y no médico de centros de salud, y personas con problemas pulmonares o fallas multiorgánicas producidas por otros males graves.

De todos modos, Lemus aclaró que esto "no quiere decir que algún caso excepcional comience con la gripe y se complique".
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 11:32
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 11:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes