Una mujer gastó una fortuna para ser parecida a Britney

Se llama Lorna Bliss y vive justamente de interpretar a la cantante. Incluso llegó a raparse la cabeza tal como lo hiciera Britney durante su crisis de 2007.Pero no fue lo único que hizo para ser como su ídola.

Más que una admiradora incondicional, Lorna Bliss es una suerte de clon de la cantante pop Birtney Spears. Pero su fanatismo tiene un alto precio. Por ejemplo, cuando la princesa del pop decidió tirar su talento, su figura y casi su carrera por la ventana…. Bliss tuvo que arriesgarse y hacer lo mismo.

En realidad, la mujer vive de interpretar a la cantante, aún en los peores momentos de su vida. De ahí que haya pasado junto a su ídola el calvario de hace un par de años, justo después de que se divorciara de su segundo marido, Kevin Federline.
 
La princesa del pop se rapó la cabeza y fue admitida reiteradas veces en centro de rehabilitación, y aunque Bliss no fue a ninguna clínica sí tuvo que raparse la cabeza. "Mi madre me dijo, ¿no vas a hacerlo, no?", relató Bliss al sitio Daily Mail. Pero Bliss sí lo hizo.
 
Teniendo en cuenta que la mujer lleva gastados unos 220.800 dólares en vestuario, clases de coreografía, maquillaje y extensiones rubias es duro imaginar que tuvo que tirar su esfuerzo a la basura porque la propia estrella pop decidió hacer lo mismo, según publica Minutouno.com.
 
“Es mi trabajo hacer lo que hace Britney, y la interpreto desde hace tanto tiempo que siento una conexión espiritual entre nosotras”, declaró algo estoica al sitio la británica, que tiene 28 años, uno más que la verdadera Spears.

Sin embargo, ante el renacimiento mediático que está viviendo Britney con su disco y su gira mundial, Circus, Bliss vuelve a encontrarse en óptimas condiciones. Los avatares estilísticos son el precio a pagar por ser la “doble número uno” de Britney Spears, al menos en Cambridge, Inglaterra.

De hecho, su conexión es tan profunda que raparse la cabeza al estilo Spears le dio una idea de cómo se habría sentido la joven cantante cuando tomó la drástica decisión: “me sentía tan poco femenina y poco atractiva y me hizo darme cuenta cuán terrible se habrá sentido Britney para hacer algo tan drástico”.

Pero el esfuerzo de Bliss no pasa desapercibido: gana unos 71.540 dólares, o 45 mil libras esterlinas, al año sólo por vestir, caminar, moverse, respirar y ser Spears, aunque le gusta y lo haría de todos modos. Frustrada como cantante y actriz en su propia ley, al menos Bliss puede decir que le queda el éxito recuperado por su ídola.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 10:07
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 10:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes