Roban en la Facultad de Ciencias Políticas y dejan una extraña amenaza

Los ladrones se llevaron una notebook de la oficina del decano y dinero en efectivo de la Cooperadora. Lo más extraño fue el llamado que recibió el guardia de seguridad del claustro: "¿Vieron que podemos entrar?". En los últimos días se habían recibido dos amenazas de bomba. Creen que estos hechos están relacionados y que quieren afectar el funcionamiento de la facultad.

En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo se produjo un robo extraño sin puertas forzadas y sin que los guardias de seguridad advirtieran que algo raro. De la oficina del decano se llevaron una notebook y, de la Cooperadora, dinero en efectivo por más de $11.000, entre dólares y pesos.

Pero lo extraño no sólo fue la aparente tranquilidad con la que se movieron los delincuentes, sino una serie de llamados anónimos que llegaron a la facultad.

Fuentes policiales indicaron que el decano Juan Carlos Aguiló ingresó a su despacho alrededor de las 10.30. Apenas abrió la puerta observó que en su escritorio ya no estaba más su notebook.

Alguien había entrado a su oficina y le habían robado su ordenador portátil. Comenzó a preguntarle al personal administrativo de la facultad si habían visto algo irregular y una secretaria le respondió que este martes por la mañana había recibido un llamado telefónico anónimo advirtiendo sobre la existencia de una bomba. Pero, como la semana pasada ocurrió lo mismo y resultó ser una falsa alarma, no le había dado importancia.

Al respecto, el decano, Juan Carlos Aguiló, manifestó que están preocupados porque quien robó lo habría hecho con llaves de los distintos sectores donde accedieron. “Seguramente los investigadores determinarán, a partir de las huellas levantadas en mi oficina, quiénes robaron”.

Siguiendo esa línea, Aguiló manifestó que el robo se produjo durante el fin de semana pero no pueden precisar el momento. Sucede, según explicó, el sábado por la mañana se realizan algunas actividades en la facultad y luego se activa el sistema de alarma. Entonces, aún no pueden establecer si robaron el sábado en horario de clases y seminarios o durante el sábado por la tarde, domingo o el feriado, inclusive. Pero si el atraco se llevó a cabo durante estos últimos dos días, los delincuentes también conocían el sistema de alarmas.

Hubo revuelo en la facultad por este robo y mucha preocupación entre las autoridades que durante el día realizan averiguaciones internas. Durante esas entrevistas, un guardia de seguridad le comunicó a Aguiló que cerca del mediodía recibió un llamado telefónico de un hombre que le dijo: “¿Vieron que podemos entrar? Ahora tengo la computadora. Pregúntele al decano qué opina ahora”.

Ese mensaje parece tener relación con las amenazas de bombas, incluso así las habría interpretado el decano, ya que las mencionó en su denuncia judicial. Desde la facultad confirmaron el robo y la preocupación de las autoridades. Y si bien no  se animaron a formular sospechas sobre la autoría del delito, expresaron que serían personas con conocimiento del lugar.

Pero la situación no terminaría allí. Alrededor de las 12.30, el mismo custodio informó al decano que la secretaria de la Cooperadora había notado un faltante de dinero de una caja de seguridad. Estas oficinas están ubicadas en el ala Norte del edificio, en el extremo opuesto al decanato.

El decano también confirmó estos llamados diciendo que "eran para burlarse que me habían robado la computadora". Sin embargo, agregó un dato más que importante: "El llamado de la amenaza de bomba fue de una línea interna de la facultad y el de la burla no habría venido desde afuera, pero aún no sabemos si la central lo toma y lo envía a un número interno y no podemos establecer el verdadero origen", indicó Aguiló.

En tanto, de la oficina de la Cooperadora se llevaron una abultada suma de dinero. Según denunció Aguiló, la cantidad robada era de 2.875 dólares y 500 pesos. Para entrar a estas oficinas tampoco forzaron las puertas, aunque sí debieron violentar la caja fuerte, la cual estaba guardada en un del escritorio.
Opiniones (4)
25 de septiembre de 2017 | 07:03
5
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 07:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los llamados de amenzas de bombas siempre fueron informados a las autoridades, los que hicieron caso omiso, ignorándolas fueron las mismas autoridades de la Facultad de Ciencias Politicas y sociales. Por más que todos sospecharamos que no era cierto lo de la bomba lo correcto es realizar adecuadamente las medidas de seguraidad. Ahora yo me pregunto... es necesario culpar de tal omisión a una secretaria en vez de hacerse cargo la autoridad que en ese momento lo tomo como responsabilidad? Que triste realidad vivimos en la Facultad.
    4
  2. Adhiero al comentario de harto, pero propongo que los ladrones entren a la Facultad de Derecho y se lleven a las autoridades, profesores y también a los alumnos. Así los mendocinos NOS SALVAMOS de una buena cantidad de CUERVOS que ya existen y de muchos que existirán en el futuro.
    3
  3. De qué sirve que se lleven la notebook y la plata, solo para salvarse ellos. Porqué no se lo llevaron al Decano y a las demás autoridades y nos salvamos todos.
    2
  4. En tiempos electorales, todo se vuelve turbio, y empiezan los manotazos de ahogado. No hace falta que simulen q les roban, (asi juntar unos miserables pesitos) para financiar su campañita. o tal vez es para la cancelar la cuota del auto antes del hecatombe de las elecciones. Vaya uno a saber... Igual no puedo creer que un MPA deje su notebook, en su despacho con la increible inseguridad que acecha a los mendocinos. El llamado es muy significativo, vieron que podemos entrar? asi despues entran en cargos públicos, dejense de joder...tienen menos cara que los caripela del santo!!!
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'