Deportes

Volcadas, triples y show, pero también crisis y despidos en la NBA

Tras el título de Los Angeles Lakers, la liga estadounidense de básquet hace un balance de una temporada que sufrió los avatares de la crisis mundial. Los temblores en Wall Street hicieron varios clubes tambalearan.

Volcadas, triples y espectáculo, pero también crisis, despidos y recesión: la NBA hace balance de una turbulenta temporada después de que Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol ganaran el anillo de campeón.

Los Lakers suman ya 15 títulos y están a dos de los Celtics, la franquicia con más exitos de la NBA. Bryant, elegido mejor jugador de la final, demostró que era capaz de liderar a los Lakers hasta la victoria, y sin Shaquille O'Neal en el equipo. Este es el cuarto anillo que gana Bryant con el equipo angelino, y el primero sin O'Neal.

El entrenador, Phil Jackson, celebró su décimo título de la NBA y encabeza la lista de técnicos con más triunfos, uno más que el mítico Red Auerbach (Lakers y Boston Celtics). Pero a la sombra del glamour, el básquet estadounidense también tuvo que luchar contra la crisis mundial.

Los temblores en Wall Street hicieron que la NBA y muchos de sus clubes también se tambalearan. Ya en octubre, el comisionado de la Liga, David Stern, anunció el despido de 80 trabajadores de la sede del organismo en Nueva York, además de vaticinar un retroceso en la asistencia de público.

"Lo único que subirá previsiblemente serán los índices de audiencia", pronosticó Stern de forma acertada.

Las cadenas de televisón locales tuvieron un diez por ciento más de espectadores. En Cleveland, gracias a que por primera vez en la historia los Cavaliers acabaron primeros la temporada regular, se desató el "boom" del básquet. Los índices de audiencia de "Fox Sports Ohio" crecieron un 130 por ciento.

"Estamos en una fase de constantes éxitos. Aunque Cleveland no es en principio un mercado en crecimiento como Phoenix o Las Vegas, somos el único equipo de la NBA en Ohio y por eso debería haber unos 15 millones de aficionados de los 'Cavs'", dijo el presidente del equipo, Len Komoroski.

Las cadenas nacionales también experimentaron un crecieminto en sus audiencias. "TNT" tuvo 10,1 millones de teleespectadores durante el cuarto partido de las semifinales entre Cleveland y Orlando Magic, la mayor cifra jamás alcanzada por una televisón por cable en un partido de baloncesto.

En el oeste, 9,73 millones de personas siguieron por televisión el partido de los play-offs entre los Lakers y los Denver Nuggets, el mayor índice de audiencia de la cadena "ESPN" en sus 30 años de existencia.

La final entre Lakers y Orlando fue vista por una media de 14 millones de estadounidenses.

Los estadios no se quedaron tan vacíos como esperaba Stern. Durante la temporada regular, 21,55 millones de fans acudieron a los pabellones, 153.662 más que la temporada anterior. En total, una media de 17.520 espectadores siguieron los encuentros, la tercera cuota más alta en la historia de la NBA.

El equipo con mayor audiencia en las canchas fue Dallas Mavericks, a pesar de sus contínuos altibajos. El American Airlines Center se llenó en todas las ocasiones para ver jugar al equipo local.

En tiempos de crisis, Dallas fue un oasis, gracias, entre otras cosas, al innovador dueño de la franquicia, Mark Cuban. "A la espera de estos tiempos difíciles, nosotros ya bajamos los precios en los años anteriores. Queremos seguir siendo asequibles para nuestros fans, a pesar de la crisis finaciera", dijo Cuban. Otros equipos siguieron el ejemplo, y un partido para una familia con dos hijos salía por unos 282 dólares, incluida la comida y el aparcamiento.

Stern puede estar contento del resultado. Su liga está sana, sobre todo si se compara con otros mercados.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|01:31
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|01:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic