Deportes

Breeze, el hombre de la polémica, arbitrará el España-Irak

El australiano, envuelto en la polémica tras el 4-3 de Brasil sobre Egipto, será mañana el árbitro que dirigirá en Bloemfontein el España- Irak por la Copa Confederaciones.
 
Breeze no sólo destaca por sus 192 centímetros, sino por su papel el lunes en la victoria de Brasil sobre Egipto en el último minuto, partido en el que se desempeñó como cuarto árbitro.

El australiano Matthew Breeze, envuelto en la polémica tras el 4-3 de Brasil sobre Egipto el lunes, será mañana el árbitro que dirigirá en Bloemfontein el España- Irak por la Copa Confederaciones .

Breeze estará asistrido por sus compatriotas Matthew Cream y Ben Wilson. El cuarto árbitro será Eddy Maillet, de las Islas Seychelles.

El australiano no sólo destaca por sus 192 centímetros, que lo convierten en el árbitro más alto de la competición, sino por su papel el lunes en la victoria de Brasil sobre Egipto en el último minuto, partido en el que se desempeñó como cuarto árbitro.

La Federación Egipcia de Fútbol presentó hoy una protesta oficial contra Brasil por la expulsión de Mohamed Al Muhamadi y el penal a favor de la "canarinha" en el minuto 89 del partido ganado 4-3 por los sudamericanos.

"Hemos presentado hoy una protesta oficial", dijo a la agencia dpa Samir Zahler, presidente de la federación egipcia.

"Recibimos la protesta y vamos a estudiarla", confirmó Nicolas Maingot, portavoz de la FIFA, que debería decidir hoy sobre el asunto.

Egipto se queja de la presunta utilización de imágenes televisivas para que el árbitro inglés Howard Webb señalara en el último instante un penal que determinó el lunes en Bloemfontein la victoria de Brasil por 4-3 con gol de penal de Kaká por el Grupo B de la Copa Confederaciones.

"Decidimos elevar una protesta, porque el árbitro inicialmente señaló un tiro de esquina y luego lo cambió a penal", explicó en la noche del lunes a dpa Zahler.

Según el asistente técnico del equipo africano, Shawki Gharieb, Webb basó su decisión en informaciones suministradas por el cuarto árbitro, Breeze, que habría visto la repetición de la imagen de la jugada difundida por las cámaras de televisión.

Las decisiones utilizando imágenes de televisión están prohibidas por los estatutos de la FIFA, que se vio envuelta en la final del Mundial de Alemania 2006 en un problema por la presunta utilización de un monitor para decidir la expulsión del francés Zinedine Zidane.

El mediocampista francés dio un violento cabezazo en el centro del campo al defensa italiano Marco Materazzi, y fue el cuarto árbitro quien alertó al juez principal de lo sucedido.
En Imágenes