El "paco" mueve 1.300 millones de pesos por año en la Argentina

Las cifras -que alarman- superan la recaudación de muchas empresas. La pasta base de cocaína dejó de ser una droga de bajas y alcanzó a la clase media y alta.

El tráfico de la pasta base de cocaína, más conocida como “paco” involucra cifras millonarias en la Argentina. Según estimaciones oficiales el comercio de esta droga mueve por año más de 1300 millones de pesos.

Supera por mucho la facturación de todas las salas de cine, estimada en 360 millones de pesos anuales, y la venta de los sellos discográficos, de  640 millones. Y casi se equipara con la comercialización de maquinaria agrícola, que en el primer trimestre de este año rozó los 300 millones, publicó un diario porteño.

El comercio del residuo de cocaína alcanza las ventas de un solo trimestre de los shoppings de la Ciudad de Buenos Aires y supera los  900 millones de pesos anuales de una cadena de comida rápida y los 180 millones de la principal cadena de maxiquioscos de la Capital.

La Secretaría de Lucha contra la Drogadicción y el Narcotráfico (Sedronar) dio a conocer en sus últimas estadísticas que hay unos 85 mil consumidores de paco, mientras que un trabajo de la Subsecretaría de Adicciones de Buenos Aires permitió en 2007 establecer una media de 7,5 dosis diarias de paco que compra cada consumidor.

Si se entrecruzan esas estimaciones oficiales con el precio promedio de  6 pesos la dosis, que es reconocido por fuerzas de seguridad y por adictos en recuperación, la magnitud del negocio permite visualizar las razones de su explosiva instalación. 

"Tomar conciencia del dinero que mueve el paco debería hacernos pensar en qué hacen las autoridades para investigar este gran negocio", dijo Claudio Izaguirre, presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina.

Izaguirre cree que la facturación del comercio de paco es aun mayor de lo que se calcula. "Las dosis diarias de cada adicto son entre 20 y 40; además, las ONG que trabajamos en este tema estimamos que hay 180 mil consumidores y el precio de cada dosis ha aumentado por el acceso a las clases media y alta", agregó.

Los investigadores bonaerenses entienden que pudieron actuar mejor contra el paco con el cambio en el procedimiento penal que les permitió atacar la distribución a pequeña escala con la justicia provincial.

Aquellos que impulsaron la ley de desfederalización de la lucha contra el tráfico de drogas afirman que eso supuso un paso adelante.

El gobierno de Daniel Scioli, que hizo de la lucha contra el paco una de sus banderas, desplegó una estrategia complementaria a la judicial frente a este negocio: las casas en las que se descubre que hay venta son demolidas por topadoras si están en terrenos usurpados, como los de una villa. Con esa determinación, la administración provincial intenta enviar un mensaje de dureza para desalentar a familias que pudieran sentirse seducidas por los beneficios espurios del comercio de drogas.

El gobernador bonaerense hizo ayer declaraciones periodísticas sobre la lucha contra el narcotráfico. "Si hay un gobierno que está combatiendo el tráfico de drogas, es el mío", dijo. Y agregó: "Yo voy a fondo. Hay narcotraficantes presos y se secuestraron cantidades de paco, marihuana, cocaína. Asumí un compromiso personal e institucional en esta lucha".

De todas maneras, el récord de 700 mil dosis de paco secuestradas el año pasado por la policía bonaerense representa menos del consumo de un día de los adictos. El mes último, en un operativo en Wilde, se encontraron 8 mil dosis de paco, en lo que resultó el mayor golpe individual a los proveedores de esta droga.

Fuente: Minutouno.com
Opiniones (0)
26 de Junio de 2017|16:42
1
ERROR
26 de Junio de 2017|16:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Boca festeja la obtención de su 26to. título en La Bombonera, acompañados por una multitud de hinchas.
    26 de Junio de 2017
    Los festejo de Boca Campeón
    Hockey: ¡Histórico, Murialdo campeón!
    26 de Junio de 2017
    Hockey: ¡Histórico, Murialdo campeón!