Deportes

Dillon: "Hemos pagado las consecuencias de nuestros errores"

El técnico de Gimnasia y Esgrima se lavó las manos tras el descenso del Viejo Lobo del Parque. "Esto estuvo mal armado desde el principio" aseguró. El Mensana sufrió un enorme cachetazo en el año de su centenario.

Se terminó de la peor manera. Gustavo Orellano, Raúl Rogel y Ricardo Dillon, los tres técnicos de esta deplorable campaña, no pudieron enderezar jamás el rumbo de Gimnasia y Esgrima en el Torneo Argentino “A”.

El Lobo está de rodillas. El Lobo no se hizo respetar en su territorio y un equipo de categoría inferior le arrebató lo que tanto le costó obtener hace un par de temporadas atrás.

Sportivo Belgrano de San Francisco lo derrotó por 2 a 0 en su propio feudo y condenó al equipo mendocino a jugar la próxima temporada en el Torneo Argentino “B”. Sin dudas una realidad que muy pocos esperaban que aconteciera, pero la actualidad indica que esto es así. Habrá que barajar y dar de nuevo.

Caras largas, ojos rojizos, llantos de pena y gestos de bronca. Todo ello se observó luego de conocer el resultado final.

Ricardo Horacio Dillon, el entrenador de esta escuadra en la parte final del campeonato, dio la cara en un gesto de grandeza, pero inmediatamente sus palabras causaron asombro y bronca en algunos dirigentes del equipo Blanquinegro y también en gran parte de la parcialidad  que escuchaba el partido por la radio.

El Cogote se sacó la mochila de encima y con una frase que sonó a una enorme lavada de manos, fue tajante y sentenció diciendo que; “esto estaba mal armado desde el principio”.

A la hora de analizar el partido, el ex entrenador de Desamparados de San Juan dijo que; “El gol que nos anotaron en los primeros minutos cambió totalmente el trámite del partido. Cometimos el mismo error que habíamos hecho en Córdoba y hemos pagado las consecuencias de errores propios, infantiles. Está todo dicho, no se puede decir más nada. Dije que iba a hablar con todos cuando terminara el campeonato y lo que puedo decir es que siento una pena inmensa, una deuda con la gente, con la hinchada, con la Comisión Directiva porque estaba convencido que íbamos a salvar a Gimnasia y me siento responsable de lo que a pasado pero no culpable  porque yo a este equipo no lo formé. No tuve armas para trabajar, hubo jugadores que se fueron a mitad del torneo, jugadores lesionados. Se formó muy mal el plantel de entrada porque no hubo cantidad de variantes, no había marcadores de puntos y los que jugaron fueron fabricados. Todo esto quedará en el recuerdo”.

“Lamentablemente – prosiguió – hemos perdido una plaza importante. Siento un gran dolor en el alma porque tenía la ilusión de poder salvar a Gimnasia y armar un equipo para poder pelear en los puestos de arriba en el campeonato del año próximo. Lamentablemente tuve que levantar las cartas de otros y bueno, pasó lo que pasó”.

“Ahora hay que replantear un montón de cosas. Las mismas que hubiéramos replanteado si hubiésemos salvado la categoría. Este es un club organizado, no tiene deudas, pero las cosas que ocurrieron hoy no tendrían que ocurrir. Estas situaciones no se pueden dejar pasar, hay que enfrentarlas” explicó.

También apuntó que; “Ahora hay que trabajar para que este equipo tenga jugadores propios. Desde que llegamos, nosotros hemos estado trabajando ocho horas dentro del club y por eso digo que más de lo que hemos hechos no podemos hacer”.

“Aquí se hicieron mal las cosas desde el vamos. No se formó un plantel, se formó un equipo. Tuvimos mucha mala suerte y al final nos quedamos con las manos vacías” explicó sobre el final de la charla que se produjo antes de abandonar el Víctor Antonio Legrotaglie.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|05:08
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|05:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes