El cine latinoamericano no penetra en Alemania

Dicen los distribuidores que es un tanto extraño para el paladar cinéfilo alemán. Lo cierto es que muy pocas cintas llegan a los circuitos comerciales de este importante país europeo. Los distribuidores no terminan por apostar por nuestras producciones.

Hay varias distribuidoras de cine que se esfuerzan por promover el cine latinoamericano en Alemania, sin embargo son pocos los filmes que logran llegar a las carteleras germanas.
 
“Kairos film, distribuidora de cine ubicada en Göttingen, ha logrado introducir a los cines en Alemania películas como El Baño del Papa del director uruguayo Enrique Fernández, Madeinusa de la directora peruana Claudia Llosa y Familia rodante del argentino Pablo Trapero entre otras”, refleja el sitio de la Deutsche Welle.

Esta distribuidora compra películas latinoamericanas sólo cuando parte del hecho de que la cinta narra una historia que gustará al público alemán y que muestre el país de origen y la sociedad en la que vive.

El procedimiento es casi siempre el mismo, contactar al director o el productor de la película por lo general durante los festivales de cine.

Helger Schweckendiek, uno de los directores de Kairos film explica el procedimiento: cuando les gusta una película compran los derechos para Alemania, hacen copias de la cinta con subtítulos en alemán. Elaboran entonces material publicitario como afiches, sinopsis del film, informativos de prensa y folletos. Finalmente colocan avisos en los diarios y ofrecen el filme a los cines.


El director no gana nada


"La distribuidora de cine obtiene aproximadamente el 45 por ciento de los ingresos de venta por entradas. La distribuidora da generalmente el 50 por ciento de este dinero al productor de la película. El director directamente no gana nada, a no ser que el mismo sea el productor”, explica Schweckendiek.

Aunque a la distribuidora Kairos film le interesan los filmes de Latinoamérica reconoce que es limitado el público en salas arte, cine municipal y salas de cine Arthouse que se interesan por estas películas. Por lo mismo traen al año apenas 1 ó 2 filmes provenientes de Latinoamérica. Kairos film ha traído hasta ahora un total de 20 producciones a Alemania.


Cine extraño para los alemanes


Cine Global, fundado en el 2008, es una distribuidora de cine con sede en Múnich que se ha especializado en películas y documentales provenientes de Latinoamérica.

“Principalmente Cine Global se interesa en el tema de una película sin importar en que etapa de producción se encuentre. Aunque siempre es más fácil evaluar una obra cuando está terminada” opina Daniel Ó Dochartaigh director de Cine Global. “El filme debe ser auténtico, emocionante, divertido y también entendible para los alemanes” agrega.

El contacto con productores, directores o agentes de ventas es similar al de Kairos film. Se realiza por teléfono o mail y en ferias de cine como Cannes, la Berlinale y el Festival de la Habana o Málaga.

La Zona, del mexicano Rodrigo Plá, fue la primera película que trajo a Alemania Cine Global y que recorrió todos los cines de Alemania. Para Ó Dochartaigh Latinoamérica es su gran pasión. Pero a pesar de esa declaración Cine Global elige apenas 3 a 5 filmes latinoamericanos por año para ser mostrados en las carteleras alemanas.

Ó Dochartaigh explica que la escasez de filmes latinos en las salas alemanas se debe que "existe poco fomento del cine latino y que a muchas distribuidoras les falta el punto de contacto con América Latina. Además a veces resulta ser un cine demasiado extraño para el gusto del público alemán."


Los mecenas suizos


Trigon-film, ubicada en Suiza es una fundación que trae destacados filmes de Latinoamérica. Las últimas producciones que han traído son Birdwatchers del director brasileño Marco Bechis, Lluvia de la argentina Paula Hernández, Qué tan lejos de Tania Hermida, realizadora del Ecuador, La teta asustada de la directora peruana Claudia Llosa, Los herederos del mexicano Eugenio Polgovsky y Turistas de la chilena Alicia Scherson entre otras. Las cintas son mostradas principalmente en los cines de Suiza, además de Austria y Alemania.

“Cada director o directora puede ofrecernos su película. Nosotros la miramos y evaluamos. Tenemos acceso a fondos que ayudan a los filmes en su etapa de producción (www.visionssudest.ch)” explica Walter Ruggler, director de Trigon-film.

“Pagamos una llamada "garantía mínima" por los derechos de la película y un anticipo por los costos de promoción del film. Si la película tiene éxito y llega a las carteleras de cine son cubiertos los costos de las copias y el material publicitario. Recién entonces se paga al dueño de los derechos de autor el 50 por ciento de los ingresos” explica Ruggler.

Trigon-film trae entre 5 a 10 filmes latinos por año. En este momento suma un total de 78 filmes latinoamericanos en su sitio web.

“El público suizo tiene gran interés en Latinoamérica. Le gusta el estilo narrativo y con gusto se sumerge en las historias del continente. Sus favoritas son las películas que tratan sobre historias de viajes, pero también las fantasiosas en las que la realidad se rompe. Hay naturalmente temas de Latinoamérica que interesan menos, por ejemplo los temas sobre política o los existenciales” agrega Ruggler.

Fuente: Deutsche Welle

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|14:37
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que a los alemanes no les gusta que los penetren los argentinos.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016