Denuncian al Lagomaggiore por mala praxis en la muerte de un feto

Una mujer, embarazada de siete meses, ingresó el miércoles con trabajo de parto y al parecer con presión alta. La llevaron a la sala de nacimientos donde trataron de bajarle la presión. Según el esposo de la mujer, los médicos le dijeron que el bebé esta en perfecto estado mientras él estuvo en el hospital. Sin embargo, a las pocas horas que se retiró le informaron que el feto había fallecido.

Un hombre radicó una denuncia ante la Justicia contra el Hospital Lagomaggiore debido a que el bebé que esperaba su esposa falleció, según él, por negligencia durante el trabajo de parto.

Para el denunciante, toda la situación en torno al fallecimiento del hijo que esperaba está llena de sospechas y mala praxis.

Según relató, el miércoles -alrededor de las 22- llevó a su esposa, de 40 años y embarazada de siete meses, al Lagomaggiore porque ya tenía trabajo de parto. El matrimonio reside en un barrio de Guaymallén y tienen otros hijos.

Alrededor de las 23 del mismo miércoles, la mujer fue llevada a la sala de partos, y cada dos o tres horas —dijo su marido— verificaban los signos vitales del feto, el cual estaba en condiciones normales, según le habrían dicho los profesionales del hospital.

Aparentemente, la parturienta tenía presión alta y durante toda la madrugada del jueves intentaron bajársela. Su marido pasó toda la noche en el centro asistencial junto a su mujer y estaba al tanto de que el niño y ella estaban bien, indicó en su denuncia.

Llegó la tarde (del jueves) y el hombre se retiró a su casa, para descansar, asearse y cuidar a sus otros hijos. Pero con su esposa se quedaron las hermanas de ellas.

Alrededor de las 19 sonó el teléfono en la vivienda del matrimonio. El hombre atendió; lo llamaba su cuñado. Se había comunicado para darle una mala noticia: el hijo que esperaba había fallecido.

Se trasladó rápidamente al hospital y les preguntó a los médicos qué había sucedido. En su denuncia asentó que le explicaron que la presión alta le produjo problemas en el hígado y riñones a su esposa, y que además la placenta se había desprendido y el cordón umbilical se enredó en el cuello del niño y lo asfixió.

Agregó, ante la Justicia, que mientras su esposa estuvo internada se produjo un hecho paralelo que le llamó la atención. Contó que había una mujer con el mismo problema de presión alta que su pareja, pero que la operaron y el bebé nació en perfectas condiciones.

Este último hecho y una serie de situaciones extrañas llevaron al hombre a interpretar que los médicos habrían actuado con negligencia. Por ello, se acercó hasta la Oficina Fiscal Nº 2 a pedir que se investigue el caso.

El personal judicial de esa dependencia solicitó que el feto sea examinado por el médico forense y el secuestro de la historia clínica de la parturienta. Esas fueron las primeras medidas tomadas por la Justicia para esclarecer el hecho; el expediente fue caratulado como "averiguación mala praxis".
Opiniones (2)
19 de agosto de 2017 | 13:28
3
ERROR
19 de agosto de 2017 | 13:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En el 2003 tuve un problema parecido,por presion alta mi bebe murio,el unico trato humanitario que recibi fue el de un camillero,porque desde las enfermeras a los medicos me trataron peor que a un perro,lo entiendo a ese señor.
    2
  2. Esta complicación es algo que puede pasar. La Hipertensión se manifiesta distinto en cada mujer, por lo que, el hecho de que hayan operado a la otra señora, no quiere decir que sea lo adecuado en este caso.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial