Deportes

La FIA inscribió a todos los equipos "rebeldes" de la Fórmula 1 para 2010

La Federación Internacional de Automovilismo anotó a las escuderías "rebeldes", incluido Ferrari, para la temporada 2010 de la F1, aunque los equipos siguen ligando su participación a condiciones.

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) registró a Ferrari, Red Bull y Toro Rosso "contra su voluntad" entre las escuderías inscriptas sin condiciones para el Mundial-2010 de Fórmula 1, denunció la asociación de escuderías (FOTA).

"La lista de participantes se publicó con cinco equipos establecidos (Toyota, McLaren-Mercedes, BMW Sauber, Renault y Brawn GP) con condiciones mientras Ferrari, Red Bull y Toro Rosso fueron inscritas sin condiciones contra su voluntad", afirmó la FOTA en una carta a la FIA.

"Todos esos equipos comparten su preocupación ante la presente situación y están muy preocupados por la crisis a la que se enfrenta la Fórmula 1, una crisis que se ha generado internamente", explica.

En su carta, citada por la agencia británica Press Association, la FOTA "solicitó respetuosamente la intervención del Consejo Mundial del Deporte (entidad de la FIA) para facilitar una solución a la presente situación".

La FIA y la FOTA mantienen un diferendo en torno al reglamento 2010 dictado por la FIA, que instaura un tope presupuestario de 45 millones de euros para los equipos que lo deseen y que, a cambio, disfrutarán de claras ventajas técnicas, algo que temen los grandes equipos.

Sólo Williams y Force India aceptaron sin condiciones ese reglamento, por lo que fueron temporalmente apartados de la FOTA.

Los ocho equipos restantes dieron un ultimátum a la FIA hasta el viernes, condicionando su inscripción definitiva para 2010 a la resolución de los problemas reglamentarios con la FIA y comerciales con la FOM de Bernie Ecclestone, el gran patrón de la Fórmula 1.

"Participamos en muchas reuniones con representantes de la FIA pero no fuimos capaces de lograr progresos substanciales", lamentó la FOTA, según la cual "en un último intento de resolver la crisis, se programarán otros encuentros en los próximos siete días.
En Imágenes