Deportes

Kaká, el primer diamante del nuevo y lujoso Real Madrid

Florentino Pérez dio por inaugurada "la segunda era galáctica". Y lo hizo contratando al brasileño por 65 millones de euros, intentando demostrar que el club blanco sigue estando a la cabeza del poder, más allá de que los resultados deportivos no hayan acompañado en la última temporada.

Dicho y hecho: Florentino Pérez quería a Kaká y ya lo tiene. Con el fichaje del brasileño, el nuevo presidente del Real Madrid consiguió romper con el pasado reciente del club, demostrar que su palabra es ley y fichar al primer "crack" de su fastuoso proyecto.

Pérez se proclamó presidente el lunes de la pasada semana y apenas tardó siete días en cambiar radicalmente el rumbo que el club siguió los últimos tres años con Ramón Calderón como mandatario.

Al "todopoderoso" Pérez le gustan los golpes de efecto y no es casual que eligiera a Kaká  como su primera contratación para su segunda era al frente del club. Era una promesa electoral de Calderón que nunca cumplió y al nuevo presidente le bastaron apenas unos días para conseguirlo.

De paso, Florentino Pérez conserva intacta su credibilidad. Suele cumplir todo lo que promete y ahora hay una nueva prueba.

"Vamos a hacer un proyecto espectacular. El Real Madrid va a tener algunos de los mejores jugadores del mundo", afirmó al acceder a su púlpito de presidente. Y nadie duda de que Kaká es uno de los mejores.

Así lo considera también Jorge Valdano, director general del club, quien hoy aseguró: "Tenemos necesidades y vamos a tratar de compensarlas con otros fichajes que nos tienen que hacer mejores, el de Kaká  es uno y por eso hoy estamos felices".

Calderón apostó por un modelo basado en la conformación de un equipo sin grandes estrellas, desmarcándose del modelo impuesto por Pérez, que tan malos resultados dio al club en su época final. Ahora, el nuevo presidente quiere regresar a su raíz.

De paso, Pérez ha dado un vuelco radical en el mercado de fichajes, tan desanimado en las últimas temporadas. Ahora mismo el Milan tiene 65 millones de euros (90,3 millones de dólares) en su caja fuerte y es posible que el dinero comience a circular pronto para calmar a los furiosos seguidores milanistas.

"Es un fichaje desorbitado", opinó hoy Joan Laporta, presidente del Barcelona.

Pero es que el Real Madrid tiene previsto gastarse no menos de 200 millones de euros (cerca de 280 millones de dólares) en nuevas contrataciones. El diario "Marca" asegura hoy que hay acuerdo total con el delantero David Villa, del Valencia, y el portugués Cristiano Ronaldo es otro de los objetivos del club blanco.

Pérez quiere un Real Madrid fastuoso y el dinero no parece que vaya a ser un problema. Kaká  es sólo el primer diamante de su nueva joyería.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|22:46
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|22:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic