Grassi dice que siente el respaldo de la Iglesia y confía en su absolución

"Estoy tranquilo en mi conciencia. Espero que esa verdad que se plasmó en el juicio culmine con mi absolución", señaló Grassi. Mañana se conocerá la sentencia.

El cura Julio César Grassi expresó hoy su tranquilidad respecto de la sentencia que se dictará esta semana en el juicio en el que fue acusado de abuso sexual, corrupción y amenazas en perjuicio de tres menores, y confió en que el veredicto será "la absolución".

Grassi dijo sentirse "apoyado por obispos, sacerdotes y fieles" de la Iglesia, y aseguró que habla "frecuentemente con el cardenal Jorge Bergoglio, que me cree".

Sobre Bergoglio, dijo además: "me pareció bien que no salga a defenderme abiertamente, para no presionar al Tribunal".

"Estoy tranquilo en mi conciencia. Espero que esa verdad que se plasmó en el juicio culmine con mi absolución", señaló Grassi.

El miércoles a partir de las 14, el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón leerá la sentencia en el juicio al sacerdote, quien fue acusado de "abuso deshonesto agravado y reiterado en concurso ideal con corrupción de menores agravada sobre tres menores".

"Reconozco que la acusación es seria, pero el sentirme inocente me hace pensar en positivo. Aprendí de mi fe que ante cualquier acontecimiento de la vida hay que levantarse y ponerse en las manos de Dios", indicó.

El sacerdote dijo que "durante el juicio no sólo no se probaron las acusaciones, sino también que eran falsas".

"Se han dicho muchas mentiras, se le mintió a los periodistas y me han hecho mucho mal a mí y a la Fundación. Adaptaron las denuncias a mi declaración", aseguró.

Con respecto a los jueces del Tribunal que lo juzga sostuvo que se sintió "bien tratado y fueron correctos" y destacó "la amplitud probatoria" que tuvo el juicio, donde "todos pudieron presentar pruebas, testigos y pericias".

Grassi expresó su deseo de "reconstruir a la Fundación" y dedicarse a su "vocación sacerdotal", cuando concluya el juicio oral que se le sigue en su contra.

"Estoy viviendo un momento límite. Soy sacerdote y han pasado más de 50 mil chicos por mi vida, donde di lo mejor de mi mismo", aseguró.

Por último, el sacerdote quiso dejar un mensaje para los que no creen en su inocencia y dijo: "A los que están con dudas, les pido que no se dejen llevar por los titulares y profundicen, y me gustaría que apoyen a los chicos de la Fundación, que no tienen ninguna responsabilidad".

El fiscal de juicio Alejandro Varela había pedido semanas atrás la pena de 30 años de cárcel y la inmediata detención de Grassi, al tener por probado que el sacerdote abusó de "Gabriel", "Ezequiel" y "Luis", tres jóvenes que estaban a su cuidado y que fueron quienes realizaron la denuncia.

Por su parte, la querella que representa el abogado Juan Pablo Gallego había solicitado la pena de 37 años para Grassi, al dar por "probado que el imputado es un pederasta serial, un pedófilo y un persistente corruptor de menores".

Gallego patrocina al joven "Ezequiel", uno de los denunciantes, y actúa en representación del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN).

El representante de "Gabriel", el abogado Sergio Piris, al alegar había reclamado 20 años de cárcel por dos hechos de abuso sexual y uno por corrupción de menores.

En tanto que el abogado Jorge Calcagno, patrocinante del joven "Luis", había pedido la pena de 25 años de prisión.
Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 15:37
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 15:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia