Cuatro jóvenes resultaron quemados en un boliche de Nueva Córdoba

Sufrieron lesiones de primer grado en sus rostros, cuando estaban en la barra del local nocturno.

Christopher Fortier (23) mastica bronca y preocupación. Cuando se acercan sus amigos repite el típico insulto estadounidense. El muchacho es uno de los cuatro jóvenes que ayer a la madrugada sufrieron quemaduras de primer grado en sus rostros en un boliche de Nueva Córdoba, en la capital provincial.

El caso, que pone otra vez bajo la lupa la inseguridad de la noche cordobesa, ocurrió alrededor de las 3 de ayer en el interior del pub “Foxy”, ubicado en calle Independencia al 500.

A esa hora, Christopher y su amigo Derrick Foss (23) compartían la madrugada con unas jóvenes cordobesas que estaban conociendo, cerca de una de las barras del local, según relataron a este diario los muchachos estadounidenses, que desde el pasado 12 de mayo se encuentran en el país como parte de un programa de intercambio de la Universidad de Carolina del Norte.

Detrás del mostrador, una de las mujeres que preparaba tragos al parecer roció con un líquido (que sería alcohol etílico) la barra, para luego prenderle fuego. “Ahí nomás le tiró un líquido que nos salpicó y nos quemamos”, recordó Hernán Bustamante (19), que también estaba en el boliche con un grupo de amigos, parado a un metro y medio de la barra.

La Voz del Interior intentó en vano obtener la versión de lo sucedido por parte de los responsables del local nocturno.

Las llamas alcanzaron a Christopher, Derrick, Hernán y a una chica de 17 años, que estaba charlando con los estadounidenses. Todos sufrieron quemaduras de primer grado en sus rostros, por lo que debieron recibir asistencia médica.

La joven fue llevada por sus amigas a un sanatorio cercano, mientras que los muchachos fueron trasladados en ambulancia al Instituto del Quemado.

Molestos con el boliche. Ayer, los dos muchachos que están de intercambio en la ciudad de Córdoba y Hernán se mostraban bastantes molestos con la actitud que asumieron los encargados del boliche. Cuando sintieron las llamas en sus rostros, Christopher y Derrick las apagaron rápidamente, pero se fueron del local, para tomar aire.

Al intentar ingresar de nuevo, dijeron, los guardias les “impidieron el regreso”.

Hernán fue auxiliado por sus amigos, que le acercaron agua. Los jóvenes casi se trenzan con el personal de seguridad cuando fueron a reclamar que bajaran la música y llamaran una ambulancia, porque, según dijo el muchacho, “desde el boliche se negaron”.

Los tres se mostraron preocupados por el accidente que padecieron, ya que la negligencia pudo haber derivado en una tragedia, según especularon.

“¿Cómo puede ser que hayan prendido una llama libre en medio de un boliche, donde había por lo menos 300 personas?”, preguntaba Mario Bustamante, el padre de Hernán.

El hombre también indagaba qué hacía una menor de 17 años en un lugar donde estaba prohibida su presencia. El caso quedó radicado en la comisaría 4ª.

Fuente La Voz del Interior
Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 01:47
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 01:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SON TODOS LOS DUEÑOS DE LOS BOLICHES. EN MENDOZA NO ES DISTINTO QUE EN CORDOBA. HAY MUY BUENA PLATA PARA TODOS Y LA GANANCIA ES ENORME, AUN A COSTA DE LA VIDA DE MUCHOS.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial