Golpe al cajero del Walmart: la banda estaría identificada y sería de otra provincia

Ciurca confirmó que podrían dar con los asaltantes en las próximas horas y la camioneta abandonada sería una pista fundamental. El grupo organizado, con sujetos oriundos de La Pampa, utilizaron desde disfraces hasta el uniforme del hipermercado para burlar la seguridad y alzarse con $700 mil. Leé la historia de cómo se ejecutó el atraco del año.

Una banda integrada por cuatro personas armadas y disfrazada con uniformes, pelucas y bigotes falsos protagonizaron el atraco más importante del año: se llevaron $700 mil de los cajeros Citibank ubicados en el Walmart de Guaymallén. Pese a la cuidada organización del grupo, el ministro Carlos Ciurca afirmó que hay pistas firmas para dar con los asaltantes, algunos de los cuales serían oriundos de una provincia vecina.

El asalto se produjo a las 7.15 en el hipermercado ubicado en Acceso Sur y Moldes de Dorrego. En menos de 15 minutos, una camioneta Volkswagen CrossFox negra era hallada por la Policía en calle San Francisco del Monte a pocos metros de la lateral del Acceso Sur. Este rodado abandonado fue el que utilizaron los ladrones para huir y en este punto se habrían cambiando de vehículo para escapar.

Si bien no se registró ningún elemento indicador del asalto, en la camioneta se encontró evidencias de sobra que podrían conducir a la banda que este viernes alteró la jornada mendocina desde bien temprano, incluso antes de que ocurriera el asalto a la empresa de caudales.

Desde la patente adulterada hasta los vidrios pintados con aerosol, simulando un polarizado, llamaron la atención desde un primer momento a los efectivos de la Unidad Especial de Guaymallén en esta madrugada. El propio Ciurca –quien ha tenido una semana movida en su cartera y espera finalizarla con éxito- se interiorizó del tema y fue quien explicó los hallazgos.

 “Se han levantado huellas palmares en el vehículo principal del asalto. Los vidrios han sido pintados con aerosol negro con el objetivo de tapar el número de grabación de vidrio; y, obviamente,  no coincide la chapa con el grabado”, detalló el ministro.

La camioneta habría sido sustraída en el departamento de San Martín. Aproximadamente a las 2, personal policial identificó el vehículo y a partir de allí se inició una investigación que a primera hora de la mañana unió con el espectacular robo que se concretó en el cajero del Walmart. Estas pistas han dado a la investigación un inicio muy certero, el cual hace confiar a Ciurca en exitosos resultados.

“Si bien quienes actuaron lo hicieron con disfraces, tendríamos algunas pistas firmes. Estamos haciendo operativos en Guaymallén y Godoy Cruz, donde estarían los integrantes de esta banda”, expresó Ciurca, quien detalló: “Estamos ante una banda organizada, planificada y mixta, porque tendría personas oriundas de otra provincia, como por ejemplo de La Pampa”.

El atraco del año: $700 mil y sin violencia

“Callate. No va a pasar nada. El trámite va a ser rapidito”, dijo uno de los cuatro ladrones a uno de los clientes que miraba azorado lo que estaba pasando alrededor de las 7.10 cuando la banda totalmente armada ingresó por una de las puertas e interceptó a los dos empleados de Brinks que iban a ser la reposición de dinero en los cajeros automáticos.

Los cajeros automáticos pertenecientes a Citibank están ubicados entre los Servicios Financieros y Atención al Cliente de Walmart. Como también están situados frente a la línea de cajas –precisamente entre la 19 y la 21- el robo fue observado por cajeras y clientes, una de las cuales estaba hablando por celular y atinó a decir a su interlocutor: “Llamá a la policía”.


Sin embargo, nada de esto inmutó a los hombres quienes burlaron las cámaras de seguridad porque cada uno tenía un disfraz para la ocasión, según relataron testigos: estaba el disfrazado de empleado de Walmart con gorrita y credencial, el “repositor” con el buzo de la empresa Manpower, el hombre con traje y falso bigote y uno que llevaba peluca, por lo que algunos creyeron inicialmente que se trataba de una mujer.

Esta planificación contrastaba, siempre según el testimonio de los presentes, con la soledad de los empleados de transportes de caudales Brinks que no tenían custodia policial y cada uno llevaba una bolsa con unos $300 mil. Estos hombres fueron reducidos y despojados de sus armas. Tal como explicó el fiscal que interviene en el caso, Diego Lusverti, Brinks iba a realizar una reposición de dinero de rutina. "La maniobra no fue al azar", sostuvo el magistrado.

Sin embargo, un dato que no es menor y explicaría el magro botín con que se alzaron los delincuentes es la cercanía al fin de semana, días que el hipermercado -que desde el año pasado está abierto las 24 horas- registra mayor afluencia por lo que la cifra a depositar iba a ser mayor.

El golpe se concretó rápidamente y no hubo violencia, detalle que alivia al Ministerio de Seguridad después de lo que ocurrió en el asalto al blindado en la Universidad Maza donde murió el cabo Eduardo Jesús Correa, por mencionar el caso más trágico, entre otros en el que se destaca el asalto al Banco Regional de Cuyo -de San Martín y Don Bosco, de Ciudad- donde se llevaron $300 mil.

Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 10:20
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 10:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.