Para muestra basta un botón: el paro judicial y la gente como rehén

Una historia entre decenas que se presentan a diario en el Poder Judicial de Mendoza. Este es el caso de una mujer golpeada por su marido,  que ahora es víctima de otra violencia, la institucional.  Las consecuencias del debate salarial entre empleados judiciales y Gobierno, la actitud indolente de algunos y la gente en el medio.

Las movilizaciones y, finalmente, el paro de los judiciales, generan un efecto dominó a nivel social que no siempre es dimensionado.

La información se centra en quién protesta y en quién responde a ese reclamo, pero en el medio están los usuarios del servicio de Justicia, con una diversidad de historias personales a cuestas.

Estas, tienen que ver con el sufrimiento de delitos o violencia familiar, con demoras en saber si se es culpable o no de alguna imputación, con más días de privación de libertad para procesados cuya culpabilidad no está confirmada.

Pero en todos los casos, cuando alguien llega a una oficina y no encuentra quiénes lo atiendan ni le informen y tampoco lo orienten, termina por descreer del Estado. La frustración alimenta esa sensación siempre latente de desprecio hacia lo público que, en definitiva, es “lo nuestro”.

Aquí, el botón que sirve de muestra. Una protesta que tiene a la sociedad de rehén y un caso del que MDZ fue testigo:

“No denuncio más”

Alejandra vive en Lavalle. Este martes gastó –con mucho esfuerzo- 32 pesos de su bolsillo para presentarse a las 8 en los Tribunales de Familia junto con sus hijos. Para llegar, tuvo que subirse a un micro a las 5 y cuarto de la mañana y perder el pago de un día de trabajo.

Tenía cita en el CAI, en donde iban a evaluar su situación ya que su marido la muele a palos y tomó la decisión de denunciarlo antes de que “la cosa pasara a mayores”.

Es sabido que la violencia doméstica es una espiral que termina, si no es atendida a tiempo, si la víctima no reacciona, si los familiares o vecinos no intervienen y, centralmente, si no hay justicia, en la muerte.

Alejandra y su abogado habían pedido turno en enero y lo tenían para Junio. Si lo perdían, ¿lo volverían a tener en diciembre?

Alejandra se decidió al ver una novela en la televisión en donde sus protagonistas se animaban a hacerle frente, con la Justicia como herramienta, al agresor. En la TV todo salió bien. En Mendoza, no. Pasó que justo este martes había una nueva asamblea de los empleados judiciales.

Ella no tenía idea, sólo portaba la citación con fecha y hora que cumplir. Un dato: los funcionarios jerárquicos de la Justicia no pueden hacer paro ni asambleas, pero siempre hay una excusa a mano.

El siguiente fue el diálogo sostenido entre el abogado de Alejandra una secretaria de un Juzgado de Familia, ayer:

Abogado: - ¿Nos puede atender, por favor? La señora viene de lejos y está desde muy temprano…

Secretaria: - Es que hay asamblea.

Abogado: - Pero usted no está de asamblea, ¿o sí?

Secretaria: - No, claro que no. Pero no tengo quien me pase el expediente…

Abogado: - ¡Acá está! Se lo paso yo…

Secretaria: - Ni se le ocurra. Usted no puede hacer eso. Tiene que ser empleada judicial

Alejandra, la víctima: - Deje doctor, me voy…

Secretaria: - Espere que termine la asamblea y veo el expediente.

Abogado: - Pero es que está con sus tres chicos desde la madrugada.

Secretaria: …

Alejandra: - ¿Usted que dice doctor?

Abogado: Y…Esperemos, si no se hace ese estudio no se cuando lo podremos volver a hacer.

A las 3 de la tarde recibieron a Alejandra. Ni ella ni sus hijos habían probado un bocado desde que salieron de Lavalle.

“Mire doctor, no denuncio más. Dejémoslo as텔, fue la frase con que se cerró uno de las decenas de capítulos que conforman la larga historia de la negociación salarial de los judiciales.

Opiniones (6)
18 de agosto de 2017 | 21:36
7
ERROR
18 de agosto de 2017 | 21:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Indignado estoy con los dichos de estos otros mendocinos indignado.. trabajo en los juzgados de familia a diario y estoy trabajando constantemente con mis compañeros porque estamos de turno.. hemos hecho exclusiones de hogar en el mismo dia y estamos abordando todas las problematicas que por ley nos corresponde, pregunten si alguna persona que ha llegado se ha ido sin su respuesta?y uds no saben lo que es abordar el tema d justicia?se creen q es sentarse en el asiento a que?a tomar mates?no hago tiempo d tomar un te por ahi.. y Uds dicen q no trabajo?y lo hago por 1600 pesos y eso q soy profesional y tengo antiguedad.. gracias a Dios que no tengo hijos porque sino no se que haría. Lo que cuenta hoy Mdz me deja absorto porque no solo muestra una mentira.. sino que ademas la inventa.. vengan a ver como estamos trabajando..como lo hacemos en orden y cobrando miserias mientras nuestros jueces cobran mas de 20 mil pesos. Un judicial no cobra promedio 3mil pesos, ni mi jefa que lleva mas de 20 años lo hace.. Por favor enterense de la realidad.. Saquen sus vendajes.. Pidan a un judicial su bono de sueldo.. Mendoza es la provincia peor paga del pais en todos los ambitos y la mas cara en sus precios.. Salgan Uds, vos que cobras lomismo trabajando 12 horas salí con tus compañero y reclama lo que es justo para tu trabajo, pero no escupas para otro lado, basta de pelear entre nosotros mendocinos.. basta!Avoquemosnos a resolver el que nos den lo que merecemos y que se dejen de llevar nuestro dinero, no digo que otros gobiernos no hayan robado pero este no tiene escrupulos para hacerlo. Muchas gracias por su atención.
    6
  2. Estimados, Los judiciales que menos cobran ganan $ 1600 (el promedio gana más de $ 3.000), laburan seis horas x día (con suerte) tienen 45 días de vacac al año. Tienen obra social, jubilación, días por estudio, etc. Yo digo que si no les gusta el laburo que prueben en la calle. Y que dejen su lugar para algún "tonto" de los que hoy nos laburamos 12 horas por casi nada.
    5
  3. No dispares contra cualquiera nena, "...los judiciales van a cumplir horas, como nadie los puede echar..." La culpa no es del empleado, es de los jueces y su falta de compromiso para con la justicia, pero sobre todo la CULPA LA TIENEN LOS LEGISLADORES, que no endurecen las penas para los delitos. No hay quien haga cumplir las leyes decis, yo digo que justamente es lo contrario, por culpa de muchas de las leyes que se cumplen, los delincuentes salen en libertad, y muchas veces ni se los encierra. Lee un poquito el Codigo Penal, y vas a ver quien tiene la culpa de lo que esta pasando...lleno de atenuenantes, tentativas no punibles, etc. Falta mano dura....
    4
  4. ES INCREIBLE MDZ...UN DIA PARA UN LADO Y HOY DIA PARA OTRO. MEJOR POSTOR
    3
  5. Soy docente y me ocurrió un caso similar el mes pasado un día de "asamblea". Llamé al 3er. Juzgado para denunciar el caso de una niña maltratada que había llegado con cortes de cuchillo en el brazo hechos por su padre y un día llamé para hacer la denuncia ya que el caso está ya judicializado y nunca conseguí que me atendieran. El policía de la guardia me informó que estaban de asamblea y que nadie me atendería. Al día siguiente cuando volví a llamar, ¡oh, sorpresa! un empleado de muy mal modo, me dijo que yo tenía la obligación de haber llevado a la niña a una revisación médica. De golpe la culpa era mía no de ellos. Volví a hacer la denuncia a la Juez que tiene el caso, pero hasta la fecha no creo que haya pasado nada. El riesgo para la chiquita continúa.
    2
  6. No cambia más, siempre lo mismo, no hay quien haga cumplir las leyes, los judiciales van a cumplir horas, como nadie los puede echar... Y el hecho de la mujar de la sexta se esclareció porque estamos en elecciones, sino a esperar sentados para que muevan un dedo
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial