Deportes

Vassallo Argüello cree que la ATP no tiene poder para investigar apuestas

"En el inicio lo intentaron de verdad, pero luego chocaron con las casas de apuestas y su blindaje a favor de los clientes", dijo el argentino, involucrado en 2008 en un caso de apuestas.

El argentino Martín Vassallo Argüello, involucrado en 2008 en un caso de apuestas en el tenis del que finalmente fue absuelto, cree que la ATP no tiene verdadero poder para investigar a fondo el asunto.

"En el inicio lo intentaron de verdad, pero luego chocaron con las casas de apuestas y su blindaje a favor de los clientes", dijo el argentino tras ser eliminado en la segunda ronda del Abierto de Francia.

"A las casas de apuestas no les interesa que el tenis sea un deporte puro y limpio, sólo les interesa ganar dinero", explicó Vassallo, que cree que el ente rector del tenis masculino "está sólo preocupado por no generar escándalos, que no se hable de la ATP".

"El tema de fondo es lograr más transparencia", insistió el número 49 del mundo, que en septiembre de 2008 fue liberado de culpa y cargo tras una larga investigación.

"No se encontró evidencia de violación de las reglas ni por el señor Vassallo ni por el señor Davydenko o ninguna otra persona asociada al partido", dijo el 12 de septiembre de 2008 la ATP en un comunicado.

Vassallo y el ruso Nikolay Davydenko fueron investigados durante un año por la ATP debido al partido que disputaron en agosto de 2007 en el torneo de Sopot.

El argentino ganó por abandono del ruso en el tercer set, pero una casa de apuestas denunció a la ATP que, tras ganar Davydenko 6-1 el primer set, las apuestas a favor de su derrota se incrementaron sensiblemente, hasta mover siete millones de dólares.

Desde entonces el tema de las "mafias de las apuestas" se convirtió en un asunto central en el tenis, que lanzó un programa anticorrupción para preservar su "integridad".

Sin embargo, meses después, y tras sanciones menores a un puñado de jugadores, casi todos italianos, los entes rectores del tenis reconocieron no haber encontrado ningún dato para dudar de la integridad de su deporte.

Pero antes de llegar a esa conclusión, la paranoia se apoderó del tenis. El reglamento para 2008 contenido en el "programa anticorrupción del tenis" obligaba a los jugadores a denunciar a cualquier persona que le haga la más casual de las preguntas.

En enero de 2008 Vassallo criticó a la ATP por ello.

"Esa política de terrorismo, de asustar, del cuidado... Yo no la siento", dijo el argentino durante el Abierto de Australia. "Viene alguien y me dice: '¿Cómo estás Martín, ganás hoy?', y tengo que denunciarlo", se quejó.

La ATP, en los últimos coletazos de la gestión del polémico Etienne de Villiers, se convirtió en el inquisidor de las apuestas, y pretendió incluso que los periodistas acreditados firmaran un documento en el que se comprometían a denunciar cualquier situación sospechosa.

El 22 de agosto de 2008 se supo que Jeff Rees, un ex detective de Scotland Yard que elaboró el extenso informe que descarta que el tenis esté corrupto, fue designado como jefe de la nueva "unidad de integridad" del deporte de la raqueta.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|00:34
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|00:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016