Deportes

NBA: Orlando venció a Cleveland y puso 3 a 1 la serie

Los Magic pusieron a LeBron James y los Cavaliers al borde de la eliminación al vencerlos anoche por 116-114 en tiempo extra, para tomar ventaja de 3-1 en la final de la Conferencia Este.

Los Orlando Magic dieron un nuevo golpe y se situaron a un triunfo de la final de la NBA al vencer por 116-114 en la prórroga a los Cleveland Cavaliers, que necesitan la proeza de ganar tres partidos seguidos si quieren evitar la sorpresa.

El encuentro, jugado en Orlando en la noche del martes, tuvo una emoción incontenible y los Magic salieron victoriosos gracias a la extraordinaria actuación de Dwight Howard, quien anotó diez de sus 27 puntos en la prórroga.

Los Magic están muy cerca de dar una de las grandes sorpresas de los últimos años, pues comenzaron su serie ante los Cavaliers muy por detrás en las apuestas. Ahora ganan por 3-1 y su reto está en alcanzar la final por primera vez desde 1995.

La estadística está de su parte, pues sólo nueve equipos lograron remontar un 3-1 en contra en toda la historia de la NBA. Los Cavaliers de LeBron James están contra las cuerdas.

"El partido finalizó y no hay tiempo para las celebraciones. Estamos centrados en la próxima visita a Cleveland porque lo más probable es que sea el partido más duro de la temporada", afirmó Howard.

James fue la otra cara de la moneda. Logró 44 puntos, 12 rebotes y siste asistencias, pero perdió ocho balones. De nuevo, pareció ofuscado en muchas ocasiones ante la defensa de los Magic y no supo leer bien ciertas situaciones de partido, como le achacan los más críticos con su juego.

Pero también pudo ser el héroe del encuentro y primero forzó la prórroga gracias a dos tiros libres.

Ya en el tiempo añadido, la estrella de los Cavaliers anotó un triple que acercó a su equipo a un punto y luego Rasheed Lewis anotó uno de los dos tiros libres con los que contó, situando a los Magic con ventaja 116-114 a tres segundos del final.

Mike Brown, el entrenador de los Cavaliers, diseñó la jugada más obvia y el balón fue para James, quien lanzó con dos defensores encima y erró el tiro, provocando el delirio entre los 17.461 hinchas de los Magic que llenaron el Amway Arena.

Rafer Alston, fantástico en estas series, fue el segundo bastión de los Magic y concluyó con 26 puntos, su mejor marca en un "play-off", mientras el francés Mickael Pietrus ayudó con 17 tantos saliendo desde el banquillo.

Los Magic acribillaron a su rival desde la larga distancia y consiguieron 17 triples, un récord en la historia de la franquicia, con un 50 por ciento de acierto desde la línea.

Los Cavaliers tienen un enorme reto por delante y toda la presión, pues concluyeron la temporada regular con la mejor marca tras sumar 66 victorias en 82 partidos, incluyendo dos únicas derrotas en su cancha.

"Creemos en todo lo que hacemos. Si actuamos con esta energía y determinación podemos pasar a las finales. Es lo único que está en nuestra mente", sentenció Howard. El jueves se disputa el quinto partido, el primer "match-ball" que deben salvar los Cavaliers.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic