Deportes

El Mundial de MotoGP sigue dando de que hablar por los neumáticos

El Mundial de MotoGP continúa, cuando la temporada 2007 llega a su fin, a vueltas con la reglamentación sobre los neumáticos que usarán el año que viene en la máxima categoría.

Las anunciadas reuniones con motivo del Gran Premio de Malasia, disputado el fin de semana pasado en el circuito de Sepang, en las proximidades de Kuala Lumpur, no se llegaron a celebrar y, aparentemente, no hay nada decidido sobre cómo se regulará este aspecto, hoy en día fundamental de las carreras en 2008.

El debate comenzó ya al principio de año cuando algunos pilotos como el italiano Valentino Rossi (Yamaha), que siempre ha utilizado la marca francesa Michelin, criticaron el reglamento recientemente aprobado para 2007 y que consiste en que los pilotos y los equipos tienen que elegir 14 neumáticos delanteros y 17 traseros el día anterior a los primeros entrenamientos.

El malestar de Rossi, siete veces campeón del mundo, parecía propiciado por el hecho de que el dominio del australiano Casey Stoner, su Ducati y sus neumáticos japoneses Bridgestone no se iba a limitar a vencer en la primera carrera, el Gran Premio de Qatar, en marzo.

Algunos dijeron que la victoria del australiano se debía a que la pista qatarí era muy propicia a la velocidad punta de la máquina de Bolonia.

Stoner, su moto y sus gomas desmentirían eso en los meses siguientes con diez victorias en todo tipo de circuito y condiciones y harían a lo largo del campeonato que algunas se hicieran aburridas por la superioridad del equipo Ducati. El australiano ganó el título en septiembre en Japón, a falta de tres carreras.

Entonces, Carmelo Ezpeleta, máximo dirigente de Dorna, la empresa española que organiza el mundial, avisó de que se estaba planteando que solo hubiera una marca de neumáticos en 2008 para igualar las posibilidades de los pilotos, algo a lo que se opone la mayoría, encabezada por Stoner.

Todo se ha complicado más con el paso del tiempo porque Rossi, en el Gran Premio de Australia, no desmentía las informaciones que afirmaban que el año que viene cambiaría a la marca japonesa de neumáticos y el español Jorge Lorenzo, compañero suyo en el equipo oficial Yamaha, competiría con los franceses.

Obviamente esta decisión podría perjudicar a Lorenzo, pero, sobre todo, retrasaría el desarrollo de las Yamaha de 2008.

En Malasia, Rossi lo negaba y se aplazaba la reunión de los fabricantes del mundial, de la que tendría que salir una propuesta en el caso de se instaurará un campeonato monomarca.

Esta propuesta debería pasar entonces a la GP Comisión, en la que están representados la Asociación de Fabricantes (MSMA), la de equipos (IRTA) y Dorna.

Las negociaciones continuarán en las próximas semanas y podría ser con motivo del Gran Premio de la Comunidad Valenciana, en la primera semana de noviembre en el que se cerrará el campeonato, cuando la decisión se hiciera púbica. EFE
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:24
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016