Hace un año, en un golpe comando al Banco Regional de Cuyo se llevaban $300 mil

Una banda conformada por 10 sujetos, todos organizados perfectamente, se alzaron con toda la recaudación de un blindado en San Martín y Don Bosco de Ciudad. Hubo un tiroteo con la policía. Por el caso, había seis personas imputadas, de los cuales cuatro se fugaron de Contraventores y volvieron a quedar detenidos. Te recordamos el caso.

Hora de la siesta del 26 de mayo. Al menos, diez miradas estaban atentas a un solo punto: el Banco Regional de Cuyo ubicado en San Martín y Don Bosco de Ciudad. La banda estaba lista para dar el golpe del año: el asalto al blindado, por el cual se llevaron $300 mil. Te contamos, 365 días después, la historia de este caso que tuvo detenidos, fugados y recapturados.

La crónica de aquel día cuenta que, exactamente a las 14.35, un hombre que estaba tomando un café en “La Fusta” -ubicado en Don Bosco y San Juan- se bajó el pasamontañas y comenzó a disparar. Otro sujeto en sillas de rueda, apostado en la panchería “Pancho V.” –pegada al banco- sacó entre sus mantas una ametralladora. Por último, otro individuo que estaba enfrente de la hedería “La Reinese” sacó su Itaka de un falso estuche de guitarra y se unió a la balacera.



Estos tres sujetos con el apoyo de otro más que estaba organizado todo desde la esquina donde está la confitería Dün Ken fueron los que armaron la antesala para que, al menos, unos seis hombres a bordo de una Cherokee verde asaltaran el camión blindado que estaba llegando a hacer el recambio de dinero al Regional de Cuyo. Los organizados ladrones, que querían recompensar sus horas de espera “para el momento justo”, redujeron a los guardias y fueron por su suculento motín.

Los asaltantes se llevaron unos $300 mil y cinco armas: dos pistolas 9 milímetros, una Itaka, una ametralladora PA3 y un subfusil Halcón. Con el objetivo cumplido, huyeron en la camioneta ante la azorada mirada de los espectadores –peatones y comerciantes- que creían que estaban viendo una escena de película norteamericana. Mientras una policía, que prestaba servicios extra de seguridad en la entidad, se recuperaba del desmayo tras haber sido golpeada de un “culatazo” por el falso paralítico.

El asalto al blindado: la continuación

Aquella siesta convulsionada terminó con un preocupado ministro de Seguridad caminando por San Martín al 850. Carlos Ciurca, al igual que los investigadores, se acercaban a todos los testigos para tratar de entender cómo se había ejecutado el megagolpe. El fiscal de Delitos Complejos, Daniel Carniello, fue quien se hizo cargo de llevar el caso con inusuales antecedentes en Mendoza.

A la semana la Cherokee –que ya no era verde sino que estaba pintada de blanca- fue hallada en un descampado de Godoy Cruz donde estaba  el asentamiento de Las Tablitas. El rodado había sido incendiado para destruir toda evidencia. Sin embargo, las pericias arrojaron un dato inesperado: se encontraron precintos de seguridad que eran los utlizados por el banco asaltado para el cierre de las bolsas  donde se transportaba el dinero.

El último día de julio se montó una serie de allanamientos ordenados por el fiscal en San Juan al 200 de Ciudad y dio resultado positivo: ocho personas detenidas. Entre ellas estaba Mario Díaz, un hombre que fue acusado de participar en los resonantes asesinatos de Zambrano-Rodríguez y de Susana Cruz de Rubino; pero que en ambos juicio fue absuelto.



De las personas capturadas, seis quedaron imputadas. De este sexteto, cuatro se fugaron a los pocos días del calabozo de Contraventores. Leopoldo Narciso Guirín Naranjo, Miqueas Martín Teodoro Villarroel, Juan Carlos Carmona Jofré, Cristian Gastón Mercado Montes junto a otros dos presos pasaron por un tubo y salieron por la boca principal del edificio del Palacio Policial que da a calle Belgrano de Capital.

Por esta sospechosa fuga, quedaron dos policías imputados, Manuel Domingo Guirado Fernández y Carlos Horacio Montenegro Olmos, porque habrían facilitada la libertad a los muchachos, cuya estadía lejos de las rejas a algunos no les duró mucho.

Villaroel, que habría estado escapando de la provincia, fue recapturado en San Martín. En medio de la nueva aprehensión el acusado se dio tiempo hasta de criticar al Poder Judicial y a la prensa, a quienes les dijo “amarillistas culia…”.

Por su lado Guirín Naranjo, en compañía de su esposa y su abogado, Martín Ríos, se entregó a la Justicia el 1 de setiembre. Carniello ordenó su traslado inmediato a la Penitenciaría provincial. Finalmente, el 5 de noviembre, fueron detenidos nuevamente Jofré y Mercado en Godoy Cruz. De este modo, nuevamente los fugados sospechosos del asalto al blindado quedaron nuevamente en prisión.

Por coincidencias en los asaltos, entre ellas la espectacularidad de los mismos, los investigadores sostienen, hasta el día de hoy, que algunos de los delincuentes que participaron en el asalto al Regional, también lo habrían hecho en otros crímenes organizados durante el 2008: el asalto al depósito de Mr. Dog (abril), el robo a la joyería Tersani del Shopping (abril) y el atraco a la finaciera Montemar de Luján (mayo).

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 13:16
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 13:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial