Una reparadora confesión

Por J.G.

El escritor anglopaquistaní Hanif Kureishi recupera el pulso de sus mejores relatos en su flamante novela "Algo que contarte", que funciona como radiografía social y política del Reino Unido desde los años 1970 hasta la actualidad y repasa con humor los escombros de una generación a la que solo le queda la búsqueda del placer.

Algo que contarte, de Hanif Kureishi. Barcelona, Anagrama, 2009. 493 páginas. $55.

Considerado su libro más ambicioso después de El álbum negro, la nueva obra de Kureishi es una novela polifónica en la que tiene la voz cantante un psicoanalista y escritor de mediana edad, Jamal Khan, cuya vida sosegada se ve turbada por el idilio entre su hermana Miriam -una insignificante traficante de drogas y distribuidora de videos porno- y su mejor amigo, Henry, un dramaturgo refinado.

A partir de este amor tan imposible como real, Jamal tiene que afrontar una crisis existencial: es que este idilio entre personas tan diferentes, que viven su amor sin tapujos ni convencionalismos, hace que el protagonista entre en una crisis existencial y vuelva la mirada hacia el pasado, ansioso por revivir antiguas pasiones.

En esa búsqueda, entre reminiscencias y reencuentros algo turbadores con viejos conocidos, Jamal iniciará un viaje por su adolescencia y juventud, además de por la cambiante realidad política y social de la Inglaterra de los últimos treinta años.

A lo largo de sus casi 500 páginas, el personaje exhibe tal diversidad de actitudes y comportamientos -intelectual socialmente eficiente, impulsivo sexual, padre cómplice y apático desinteresado- que, en función de cada una de esas máscaras, la rememoración que va haciendo de sus rupturas amorosas adquiere una perspectiva variable e inconstante.

"Los secretos son mi moneda particular: trafico con ellos para vivir. Los secretos del deseo, de lo que la gente quiere de verdad, y de lo que más miedo le da. Los secretos de por qué el amor es difícil, el sexo complicado, la vida un dolor y la muerte tan cercana y no obstante aparcada bien lejos", monologa Jamal al comienzo de la novela.

"¿Por qué el placer y el castigo están estrechamente relacionados? ¿Cómo hablan nuestros cuerpos? ¿Por qué nos ponemos enfermos? ¿Por qué deseas fracasar? ¿Por qué es tan difícil soportar el placer?", reflexiona planteando una serie de interrogantes que, se adivina, son los mismos que se formula el autor.

A partir de esta historia, Kureishi aporta el retrato de una sociedad decepcionada políticamente y falta de líderes revolucionarios, y de una juventud sin modelos éticos y con enormes vacíos ideológicos que sólo busca recrearse en el placer.

El escritor se enfrenta a este escenario desolador con sentido del humor, y su novela, que funciona como una larga y reparadora confesión, tal su tendencia a la libre asociación de ideas y personajes que en este caso deja un agradable sabor de boca, como si por fin Jamal, tan paranoico y tan entrañable, hubiera encontrado su identidad perdida a través del relato.

Con esta novela, Kureishi alcanza un grado tan eficiente de su arte narrativo que engarza tramas y personajes, historias pasadas y presentes, relaciones y rupturas en un heterogéneo mosaico que parece contenerlo todo.

El escritor alcanzó la fama como guionista del film de Stephen Frears Ropa limpia, negocios sucios y, un par de años más tarde escribió El buda de los suburbios, obra de culto a la que siguieron títulos como El álbum negro e Intimidad, donde desnudó sus propias emociones y pensamientos cuando decidió abandonar a su mujer y sus hijos.

En Algo que contarte -recién editado por el sello Anagrama-, Kureishi retoma las cuestiones que lo obsesionan: el cambio social, la política y la inmigración.

En esta novela, de nuevo aparentemente autobiográfica, el autor aparece reflejado en el protagonista, que al igual que él vivió el psicoanálisis como una vivencia liberadora y que también realizó en su juventud un viaje a Pakistán en busca de sus orígenes.

El autor reflexiona además sobre la sociedad inglesa, una sociedad que, según él mismo comentó durante su reciente visita a España, "ha llevado a cabo una revolución positiva hacia la pluralidad, evolucionando hasta convertirse en multirracial y multicultural". "Todo ello mediante una larga lucha, dolorosa, que aún continúa y que implica cambios en la identidad británica, cambios necesarios y que hay que aceptar", expresó.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:09
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic