Deportes

Mauricio Pochettino, el arquitecto del 'Milagro Perico'

El argentino Mauricio Pochettino confirmó hoy su rótulo de 'Salvador' del Espanyol, después de que sus dirigidos derroten por 3-0 al Almería y aseguraran su permanencia en la Liga Española de fútbol. El conjunto catalán logró lo que hasta la mitad de la temporada parecía imposible, a base de un juego contundente y de una confianza absoluta en sus capacidades. Precisamente, fueron los dos factores claves, desde la llegada del nuevo técnico.

"Estoy emocionado por todos los jugadores. Han sido cuatro meses y medio de una intensidad increíble y en los que han sufrido mucho. Creo que esto es un premio al trabajo bien hecho", reconoció el ex futbolista, luego de haber conseguido la hazaña.

Pochettino llegó al banquillo del club Perico el 20 de enero de 2009. Quedaba toda la segunda rueda por delante y el equipo se encontraba sumido en los puestos de descenso, cinco puntos por debajo de una posible salvación.

Los pobres resultados habían sentenciado la suerte de otros dos técnicos en apenas 19 jornadas. Bartolomé 'Tintín' Márquez y José María Esnal ("Mané") le habían delegado un equipo en llamas a un hombre que realizaba su debut como entrenador.

Pero este nuevo apéndice de los 'herederos' de Marcelo Bielsa (quien lo dirigió en Newell's, en el mismo Espanyol y en la selección argentina) comenzó a llevar su proyecto a cabo y, con una obsesión en el factor psicológico, logró resucitar a un plantel absolutamente diezmado.

De tal modo, se obtuvieron estadísticas asombrosas en apenas meses de trabajo. Luego de nueve partidos de Liga, en los que sólo se obtuvo un triunfo (ante el Barcelona con todas sus estrellas), el Espanyol enarboló una remontada épica. Así, consiguió 22 de los últimos 27 puntos disputados, con siete victorias, un empate y apenas una derrota.

"Siento una gran satisfacción por todo lo que hemos conseguido. Desde el día que llegué, vi el compromiso de la plantilla y su compromiso por salir de esta zona. Creí en la calidad de los jugadores y ellos han creído en sí mismos", explicó el argentino.

El Espanyol parece haber encontrado al hombre ideal para afrontar la nueva temporada. Quedará una jornada de Liga para disfrutar la tranquilidad de haberse evitado el descenso y luego habrá que formar un equipo con ambiciones demasiado ajenas a las de la actual temporada.

"No me siento ningún Dios", reconoció Pochettino, respecto a la proeza obtenida. Su ayuda careció de cualquier aspecto divino, es cierto, pero su mensaje convenció al instante y hoy cosecha miles y miles de devotos.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|07:24
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|07:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic