La nuera de "El Chacal" rompió el silencio y refutó a los abogados defensores

La esposa de G., hijo del presunto violador que denunció a su padre, habló por primera vez del caso. Y advirtió a los abogados de su suegro: "Dios lo va a juzgar, pero primero vamos a ser nosotros".

El hijo de El Chacal volvió a hablar con los medios de comunicación en la tarde de este sábado, pero esta vez lo hizo acompañado de su esposa, para ratificar sus dichos y realizar algunas apreciaciones sobre la forma en que había cambiado su vida. Precisamente, la nuera del presunto violador efectuó algunas críticas hacia el silencio que se mantuvo durante todos los años en que se padeció la situación familiar ya conocida.

"No he escuchado a nadie que diga que nos ayude, ahora son todos acusadores, pero en su momento todos se callaron. Ahora todos son jueces y habló de la sociedad en general: vecinos y familiares", criticó la mujer, sentada junto a su esposo.

El fenómeno mediático que produjo este caso hizo que algunas voces -de vecinos, sobre todo-comenzaron a surgir ni bien el caso tomó trascendencia pública en medios locales y nacionales, describiendo el panorama sufrido en dos décadas.

Dios y la Justicia

Sentada junto a G. -la inicial con la que lo presentamos, debido a la situación judicial-, en los primeros momentos se mantuvo atenta ante las preguntas que le realizaban a su esposo. Pero luego decidió tomar parte de la charla con los periodistas en un tono sereno, pero firme.

Pero donde la palabra de la mujer de G. se hizo sentir de manera clara fue cuando surgió la pregunta sobre la estrategia encarada por los defensores de A. L., Pablo Cazabán y Fabián Hathallah, quienes aseguraron que buscarán demostrar que las relaciones entre padre e hija fueron consentidas: "El incesto es pecado, no es delito", graficaron los abogados en el día de ayer, demostrando cuáles serán las cartas que jugarán ante la denuncia.

"Dios lo va a condenar, pero nosotros estamos en la tierra y vamos a ser los primeros", respondió la nuera del presunto violador. Y para precisar, sostuvo: "Es decir, las personas que están preparadas para hacer esto, no cualquiera. Por eso, él lo llevó a la justicia, sino hubiera actuado de otra manera", afirmó, refiriéndose a lo hecho por G., su esposo.

"Ese tipo": el abuelo

"A nuestros hijos no se le oculta nada y ellos se dieron cuenta de chiquitos de todo esto", se sinceró la mujer, luego de que su esposo mencionara que temía por la vida de sus hijos.

Precisamente, el matrimonio no había asistido solo al encuentro pautado en la oficina del abogado Pablo Scordo, que asesora a G. en cuanto a los derechos que tiene sobre su exposición pública y las garantías de seguridad para la familia. Los hijos también estaban, pero en una oficina contigua. Allí esperaron mientras sus padres desgranaban apreciaciones sobre cómo les había cambiado la vida desde que el caso tomó estado público.

Cuando los niños se enteraron que su abuelo finalmente estaba tras las rejas, su madre contó que "les dio alegría y yo lloré como loca. Pero poco a poco fue cayendo que ese tipo se trataba del abuelo de mis chicos y a mí me duele tener que decir esto, porque es feo", relató.

Según comentaron los padres, los chicos sienten un natural rechazo por "El Chacal". "En este momento, están revolucionados, pero intento que no se enganchen ni escuchen las noticias", afirmó.  

"Ni siquiera lo nombran, no tienen ningún tipo de afecto hacia ellos ", apuntó la mujer. 

En ese "ellos" involucraba además a la madre de su esposo, sospechosa de haber encubierto al "Monstruo" durante varios años.

Esta fue una de las características que, en todo momento, el matrimonio hizo notar en la charla. El distanciamiento respecto de los padres de G. que se refleja en la cantidad de veces que, evitaron nombrarlo. Apenas lo señalaron -en varias oportunidades- como "ese tipo".

Y en total apoyo a su esposo, fue ella quien terminó de definir el encuentro con los periodistas.

"Que quede claro que el único beneficio que quiere sacar G. es que la Justicia demuestre que si alguien hizo algo mal, que lo encierren", sintetizó, mientras su esposo consentía con la cabeza.   

Un cambio en la ley

Luego de intentar infructuosamente durante varios años que la Justicia se hiciera eco de la terrible situación que padecía su familia, el hijo de "El Chacal" señaló que las leyes tienen que cambiar para permitir que, en estos casos de abuso, no sea solamente la víctima la que tenga la posibilidad de denunciar.

Si bien no quiso responder por qué razón no prosperaron sus denuncias -una que efectuó en 2002 y otra en 2004-, G. sí se animó a declarar que "quiero cambiar las leyes, que no sea sólo la víctima quien haga la denuncia".

Su esposa, que lo acompañó en todo momento en la charla con los periodistas, apoyó a su esposo en este sentido.

"En una ocasión quise hacer la denuncia porque era obvio que la víctima estaba pidiendo ayuda, de una forma que no era con palabras. Pero no me la tomaron porque no soy la víctima", indicó.

Y al instante recordó el silencio cómplice del resto de las personas -vecinos, sobre todo- que conocían la agobiante situación atravesada por la hermana de su esposo y los hijos que esta habría tenido con el llamado "Monstruo": "Yo preguntaba si habían hecho algo, pero me decían que no se metían porque temían por las represalias".    

Opiniones (1)
15 de diciembre de 2017 | 22:43
2
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 22:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ENTIENDO POR QUE UN TIPO COMO CAZABAN Y EL OTRO DEFIENDEN LO INDEFENDIBLE, HABLA A LAS CLARAS QUE LES ENCANTA LO MORBIDO , LO SUCIO, LO PODRIDO LEGAL O ILEGAL, YA SE LO OBSERVO A LAS CLARAS CUANDO OCUPABA CARGO PUBLICO. SI BIEN EL DEFENDER ES UNO DE LOS TRABAJOS EJERCIDOS POR LOS ABOGADOS, ESTE HOMBRE Y SU AMIGO, PARTICULARMENTE SIEMPRE ESTA DEL LADO DE LO PODRIDO, OJALA NUNCA VUELVA A OCUPAR NINGUN CARGO PUBLICO, A PARTE QUIEN LES PAGA A ESTOS DOS SEÑORES ABOGADOS? NO SERA QUE LEVANTAN CORTINAS DE HUMO PARA TAPAR OTRAS COSAS? INSEGURIDAD? TAL VEZ ? O LO HACEN GRATIS ? NO CREO
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho