Nueve videos para saber todo sobre la Gripe A y no contraerla

Un informe actualizado a la fecha sobre la Gripe A en Argentina, Chile y el mundo. Análisis de la situación e informe técnico del Centro de Desarrollo Comunitario de la UBA. Un aporte de la Red Solidaria y de MDZ. Conocé más en los videos breves y didácticos que aquí te mostramos.

Llevamos casi cuatro semanas de varias horas diarias, aproximándonos a la posible pandemia y quisiéramos compartir algunas sensaciones.

Intentaremos aportar elementos que nos sirvan para el día de hoy, y tal vez para los próximos meses, ya que el virus de la influenza seguirá modificándose y la información sobre el daño que produce también continuará cambiando cada día, cada hora y cada minuto.

¿Qué podemos percibir hasta este momento?

La baja mortalidad y la baja letalidad del virus

La mortalidad se define como muertes respecto de la población afectada.

También su letalidad (muertes sobre el número de enfermos) es muy baja, aunque cabe aclarar que si la propagación de mal se incrementa, de todos modos, se registrarán muchos fallecimientos, ya que el número de enfermos será muy grande en todo el planeta.

Pero, aunque nos sorprenda, lo mejor que le podría ocurrir a la humanidad, es que el comportamiento de esta epidemia continuara de esta manera, con estos índices. Aunque una sola muerte, ya nos significa una verdadera tragedia.

Lo menos deseado es que el virus mute en su dispersión hacia el continente asiático o hacia el hemisferio sur, que inicia ahora, su temporada habitual de gripe común.

mortalidad a afectado más a mujeres y a personas jóvenes de un promedio de 25 años (los fallecidos en otras epidemias por las complicaciones de la gripe suelen ser adultos mayores y niños).

Hasta ahora a diferencia de otros virus de la influenza, también aparecen cuadros de diarrea frecuentes en un 40% de los casos. En la gripe común alcanza un 20%.

Situación en Chile

Las autoridades chilenas señalaron que la definición de epidemia se refiere a un aumento de casos por sobre lo esperado y como el AH1N1 es un virus nuevo, al tener un caso positivo, ya lo hace entrar en esa categoría.

Añadieron que lo que se tiene hoy en Chile es más bien una circulación limitada de un virus nuevo.

En otras palabras es un virus que circula en forma epidémica, pero como es primera vez que se manifiesta, no saben cómo se comportará.

Las personas infectadas se encuentran en buenas condiciones de salud y han cursado cuadros clínicos leves y similares a los de la influenza estacional.

Esta es una situación epidemiológica esperable para un virus fácilmente transmisible, especialmente en niños. Eso explica el número de casos detectados en colegios de la Región Metropolitana y la rapidez con que el brote se ha desarrollado".

Asimismo se explicó que este inicio de brote del virus AH1N1 ocurrió en el área oriente de la capital debido a que existe allí un mayor número de personas que viajan frecuentemente o tienen contacto con personas extranjeras, pertenecientes a las zonas afectadas. 

El miedo

Si hay algo más veloz que un virus en fase de expansión, es la propagación del pánico.

Muchas veces, al pánico contribuye la información donde a veces, se mezclan lo veraz y las teorías conspirativas.

El miedo también surge del contagio de la incertidumbre.

En estos días, más que la gripe en sí, produce preocupación la preocupación del vecino, y así sucesivamente.

Se viven dos epidemias en paralelo, la del virus y la del miedo

Para otro momento, habrá que llevar a delante un análisis muy importante: en una epidemia como esta, es la credibilidad de los medios, sobre todo de los digitales, lo que también está en juego en una crisis.

El miedo es la emoción más creída pero las emociones positivas tienen menos impacto, porque son más difusas, más tibias. Lo negativo en cambio, te lleva a la alerta. La emoción vende, los datos fidedignos y concretos, no.

Sabemos muy bien que tan difícil como desmentir un rumor resulta infundir confianza en una situación de pánico; de hecho, estas historias no se resuelven, se disuelven.

El miedo acucia más a las mujeres, a los más desfavorecidos, a los mayores y a los menos instruidos, según este informe. Pero, ¿justifican todas estas variables la epidemia de miedo que ha brotado de la mano del virus H1N1?

Conviene distinguir la lógica preocupación de la alarma, que es algo muy distinto de la alerta. Las autoridades sanitarias han activado la alerta y han dado respuesta a la amenaza, pero la alarma no está justificada.

La Argentina no debe distraerse

En los últimos años más de un millón de argentinos enfermó de la gripe común.

Es más, cada año, en nuestro país, el virus de la influenza produce unos 3.000 fallecimientos.

Por otra parte, no hay que olvidar a los 23.000 enfermos de dengue (se contagiaron 190 personas cada día, durante los primeros cuatro meses del 2009) y tampoco olvidar la muerte de cinco pacientes.

El Mal de Chagas se lleva diariamente la vida de once argentinos y se contagian unas 80 personas cada día.

Las dos medidas más importantes serán por mucho tiempo: lavarse las manos  y la participación comunitaria

No hay mucho que decir del hecho de lavarse las manos.

Pero respecto de la participación comunitaria, queda claro que al nuevo virus se lo puede derrotar con una comunidad organizada y unida.

Es imposible que fragmentadamente, solo un ministro, un grupo de especialistas, una ong, un gobierno local o nacional, un laboratorio avanzado, o un ateneo universitario por si solos, puedan derrotar a esta pandemia.

Hace falta unirse, reunirse, juntarse.

En el hecho individual y sencillo de las manos y en la capacidad de una sociedad de trabajar “en red”, encontramos las dos herramientas que necesita nuestra sociedad para evitar la próxima muerte, para no tener que lamentar la próxima tragedia.

El virus no posee la carga genética de las pandemias anteriores

La actual forma del virus,  no tiene aquellas marcas genéticas que caracterizaron otras grandes epidemias mundiales.

No lleva una mutación en un gen que hizo más letal a los virus de las tres pandemias de gripe del siglo veinte.

Tampoco lleva la variante de hemaglutinina (H5N1) de la gripe aviar en el 2005, que tuvo una letalidad récord: 61% (257 muertes sobre 421 enfermos).

La influenza es la enfermedad que produjo más muertes en la historia de la humanidad

Es el agente infeccioso más impredecible con el que se ha enfrentado la ciencia.

La OMS sostiene que limitar los viajes internacionales y el cierre de fronteras tendría muy poco efecto para frenar la expansión de la enfermedad

Dicen que sería perjudicial para la comunidad global ya que el virus H1N1 ya se ha confirmado en muchas partes del mundo, y ya no tiene sentido intentar detener su propagación, sino identificarlo rápidamente y minimizar su impacto con la medicación y el aislamiento de cada paciente.

Una de dificultades que se generan, es que una de las materias primas del principal medicamento para combatirlo, se produce en China y debe ser enviado a otros países atravesando las fronteras ahora cerradas.

Medicación insuficiente

Otro problema posible es este virus resulte inofensivo pero que los países gasten el Tamiflu con este brote y se queden sin medicinas en stock, para cuando llegue esta u otra pandemia de verdad. Los científicos siguen temiendo a otro peligro permanente, el letal virus aviar H5N1 del 2005, ya que sigue latente la posibilidad de que reactive su capacidad de daño.

El abuso de la medicación antiviral puede generar cepas resistentes, y por el momento, no existen otros fármacos que respondan a esta epidemia.

Hasta hoy, pueden consumirse productos derivados del cerdo

El consumo de productos porcinos no es dañino, ni aumenta el riesgo de infección. Comer carne de cerdo es completamente seguro, el virus muere a temperaturas superiores a los 70 grados. De todos modos, Canadá chequea un grupo de cerdos que parece haber sido contagiado por un ser humano con el H1N1.

El origen de la infección se desconoce

Se ha hablado del “paciente cero”, de México como país donde surgió el mal, del cerdo como la vasija o el laboratorio natural donde se mezclaron las cepas que conforman el virus. Sin embargo, a día de hoy no se sabe dónde empezó esta epidemia, se habla incluso que pudiera haber empezado en California y no en México. Tampoco se han identificado a la “piara cero” de la enfermedad.

Las vacunas que cada año se comercializan para la gripe estacional no valen para prevenir esta infección.

Algunas características del virus

Este virus de la gripe puede permanecer vivo sobre una superficie lisa durante 48 horas.

También puede sobrevivir hasta diez días en un billete.

Cada enfermo contagia a otras tres personas.

Por este motivo, se aconseja utilizar guantes y barbijos o mascarillas, cuando se esté cerca de una persona infectada.

El período de incubación parece algo más largo que el de una gripe normal donde ronda de media los cinco días, en ésta puede llegar a los ocho días. La diferencia no es muy grande en valores absolutos, pero dificulta la detección de nuevos brotes de un agente infeccioso. Si una persona enferma nada más ponerse en contacto con otra, es fácil deducir quién la ha contagiado. En cambio, si pasa una semana por medio, y el recién infectado se desplaza, la búsqueda del foco original se hace más difícil.

La desigualdad

Las muertes se produjeron en los sectores más desprotegidos: una atención médica limitada, enfermedades previas, mala alimentación, abandono.

Salvo alguna excepción las víctimas fatales siempre son los más pobres.

Hay países mejor preparados que otros para enfrentar la pandemia

El Reino Unido es uno de los países mejor preparados para afrontar la pandemia y cuentan con antivirales suficientes para llegar a tratar a 33 millones de personas, un 54% de la población.

Francia cuenta con reservas para atender a un porcentaje similar de la población. España cuenta con una provisión de 10 millones de antivirales.

Japón, con un almacenamiento de medicamentos suficiente para tratar a un 24% de la población.

Las reservas de tratamientos de Tamiflu en Brasil, son de nueve millones, en una nación con más de 190 millones de habitantes. Casi un 5%.

La Argentina para un 2% de su población total.

También es cierto que el número de reservas no es necesariamente equivalente al grado de preparación, la India, por ejemplo, podría llegar a tener una capacidad económica suficiente para hacer

En Nicaragua el 60% de la población no tiene acceso al agua potable y muchas familias viven hacinadas en un claro ejemplo de lo devastador que puede ser que el virus llegue a lugares pobres. El gobierno ha admitido que sólo tienen tratamiento para 3.000 personas.

En el mundo…

 Cerca del 90% de las muertes a causa de enfermedades infecciosas se deben a seis infecciones: tuberculosis, neumonía, diarrea, sarampión, paludismo y HIV - sida, que afectan más que nada a los países pobres.

El Sida se cobra más de dos millones de vidas al año y en el mundo se registran más de 33 millones de portadores del VIH, el virus que lo provoca.

La tuberculosis mata a millón y medio de personas por año y de los 9 millones de casos que se detectan, más de medio millón son casos resistentes a los antibióticos y aparecieron a partir de 2006.

Al año, el sarampión suma 900.000 decesos, mientras que la malaria entre 1,5 y 2,5 millones (en su mayoría niños), de los 300 a 500 millones de personas que se la contraen.

Doce millones de afectados (1,5 millones de nuevos casos al año) de leishmaniasis.

Las medidas de prevención de México y de la Organización Mundial de la Salud no fueron exageradas

Con estas medidas México tuvo el mérito de reducir las muertes en menos de una semana, frente a un virus muy difícil de controlar, que ya llegó en pocos días a más de veinte países.

Al principio, se vieron muchos casos en un sitio concreto, y fuera de la temporada habitual para la gripe. Además, la población contagiada [gente joven] no era la normal en esta enfermedad. Ante este panorama era necesario actuar de una manera rápida y contundente.

La respuesta de los ciudadanos a las sugerencias que hicieron sus autoridades apelando a la responsabilidad  y a la conciencia, fue excelente. La prueba es que se salvaron muchas vidas y se evitó mucho sufrimiento.

Las críticas al manejo de la crisis pueden compararse con aquellos que discuten la recomendación de usar cinturón de seguridad aduciendo que la posibilidad de tener un accidente es muy remota.

Si se produce un accidente, con el cinturón me preparo, me protejo.

Si hay gripe, con las medidas de prevención me preparo, me protejo.

Lo que viene, el invierno

Los países del hemisferio sur que no han sufrido hasta ahora  la gripe, pudieran comenzar a padecer brotes con la llegada del invierno, que trae con él un elevado riesgo de que el virus se propague y mute.

Por otra parte, los picos más altos de actividad de la influenza ocurren en el invierno.

Lo que preocupa más a los expertos es que las naciones en el hemisferio sur pudieran sufrir el ataque doble de la gripe porcina y la influenza común, y que países pobres con sistemas de salud pública frágiles pudieran verse complicados.

Creen que existe el riesgo de un virus adicional que pudiera en esencia causar dos brotes al mismo tiempo.

Pero el mayor riesgo para las naciones sudamericanas son las poblaciones vulnerables de personas pobres en diversas partes del continente, que habitan barrios pobres con poco acceso a los cuidados de salud.

La gripe se disemina más fácilmente en el invierno porque la gente tiende a congregarse en interiores para escapar del frío, lo cual aumenta la posibilidad de contagio de persona a persona.

El comportamiento de la sociedad ante la gripe

Un importantísimo factor que preocupa a todos, es el comportamiento de cada comunidad local o global. Hasta aquí la sociedad mexicana se ha portado de un modo admirable, con una responsabilidad ciudadana muy poco frecuente de ver en el mundo actual.

Por otra parte, la sociedad mundial han sido bastante razonable, aunque se han visto algunos signos de pánico, de segregación, de cierto manejo irresponsable de la información y la pérdida del sentido común de las autoridades.

Los expertos dicen que el mejor curso de acción es adoptar medidas racionales.

El manejo racional del brote, define la vida y la muerte de miles de habitantes del mundo.

El factor económico

Algunos sostienen, que el PIB mundial podría caer hasta un 10% en la próxima pandemia, y produciría un enorme impacto social, especialmente en los sectores más desprotegidos. Al tiempo que los cierres de los aeropuertos y de las fronteras profundizan la crisis económica.

Mirá los videos

¿Qué es la Gripe A?

¿Es lo mismo un resfrío que esta gripe?

¿Cómo se contagia?

¿Cuáles son los síntomas?

¿Cómo se diagnostica?

¿Se puede complicar?

¿Existe tratamiento?

¿Cómo se puede prevenir?

Recomendaciones para pacientes con gripe

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 20:52
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 20:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'