La DGE debe pagar $33 mil a un chico que fue víctima del campanazo

El accidente ocurrió en una escuela del departamento La Paz a principios del 2001. La familia del menor demandó a la Dirección General de Escuelas por las heridas que sufrió su hijo en el incidente. Luego de ocho años de litigio, finalmente la Justicia condenó al gobierno escolar, a pagarle a los padres del chico por daños y perjuicios sufridos en el caso.

La Dirección General de Escuelas deberá pagar $ 33.200 a la familia de un chico al que se le cayó una campana en la cabeza en las instalaciones de una escuela del Estado.
 
El 26 de abril de 2001 un alumno del turno tarde de la escuela María Elvira Allegranzi, ubicada en el distrito de La Menta, en La Paz, se encontraba jugando en el patio del establecimiento. De manera sorpresiva, una campana se descolgó sobre su cabeza, produciéndole una herida cortante en el cuero cabelludo.

La madre del chico presentó una demanda contra la DGE y luego de varios años, la ministra de la Corte de Mendoza, Aída Kemelmager, citando jurisprudencia federal, resolvió que el Estado es “quién contrae la obligación de prestar un servicio en condiciones adecuadas, siendo responsable de los perjuicios que causan su incumplimiento o su irregular ejecución".

Tras ocho años de litigio en la Justicia mendocina, la jueza Maria Eugenia Abaceta, titular del 24° Juzgado Civil, falló contra la Dirección General de Escuelas y en consecuencia sentenció que en el plazo de diez días, el Estado pague a los famliares del alumno la suma de $25.300, más los intereses desde que ocurrió el hecho, a la vez que rechazó la pretensión de la madre del menor que se le indemnice el apoyo psicoterapéutico
Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 12:43
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 12:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia