Una resolución del INCUCAI atropellaría los derechos de más de 15 mil familias

El instituto coordinador de ablaciones e implantes emitió una normativa que hace público los bancos de células madres. Quienes ya tienen contratado ese servicio de criopreservación perderían su privacidad sobre las muestras. "No es una resolución, es un acto terrorista", dice un especialista.

Con fecha de publicación el 20 de abril de 2009, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implantes (INCUCAI) emitió su resolución nº 69/2009 que decide hacer público el banco de células madre provenientes del cordón umbilical.

Esta decisión ha causado preocupación y una fuerte polémica entre las familias de nuestro país que ya tienen contratados los servicio de criopreservación de estas células.

En declaraciones al diario Perfil, el coordinador del INCUCAI, Gustavo Piccinelli, reconicó que lo que se hace con esta iniciativa “es ordenar y regular un sistema que funcionaba en condiciones irregulares desde hace años”, y reafirmó que el ente que coordina es el organismo que debe controlar qué sucede con el material humano no desechable en el país.

Sin embargo, son más de 15 mil las familias que tienen contratado este tipo de servicio y el Dr. Roman Bayo, Director Médico de la empresa Matercell, pionera en el país en la criopresevación, fue duro en sus términos al aseverar que “esta no es una resolución, es un acto terrorista”.

En diálogo exclusivo con Mdz, Bayo admitió que “con esta medida, alguien se arroga el derecho de quitar algo sin pedir permiso. En otro tipo de situaciones, eso se tipifica como robo”. “La Constitución es explícita en materia de nuestro cuerpo. Nadie puede hacer uso de nuestro cuerpo sin una autorización expresa de nuestra parte”, agrega.

Por tanto, esta empresa que se dedica exclusivamente a la preservación en frío de las células madres sugiere a todos sus clientes que envíen una carta documento al INCUCAI, cuyo modelo incluye en su página web. Además, aclara: “En lo concreto, la resolución pretende que las muestras de células madre guardadas a partir de la fecha en un banco de uso propio estén a disposición del banco público, que frente a un caso de una persona que necesite un donante, dentro o fuera del país, y la muestra sea compatible, tiene el derecho de apropiarse de la misma”.

Así mismo, Bayo dejó claro que “la gente siempre asocia la palabra público con Estado y gratuito, y en realidad no es así. En el mundo, el 99% de los bancos de células son de capitales privados y el precio de una unidad de cordón umbilical, en nuestro país, alcanza un precio de 120 mil pesos”.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 06:59
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 06:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho