La noticia deseada

El periodista Miguel Wiñazki desarrolla una teoría fascinante e innovadora que explica el comportamiento en apariencia caprichoso de las "tribus masivas" que aceptan ciertas noticias, aunque no haya elementos informativos reales para sustentarlas, y rechazan las que están bien fundadas.

Por Miguel Wiñazki

Así como los monjes medievales “veían” fantasmas y amaban sus apariciones, las audiencias de hoy conviven y disfrutan con los fantasmas contemporáneos: Alfredo Yabrán, Carlitos Menem y los muertos de Malvinas son algunos de los casos más llamativos.

En La noticia deseada. Leyendas y fantasmas de la opinión pública, Wiñazki los examina a fondo, exhuma y desnuda el deseo público al contraponerlo con el discurso judicial y el periodístico, pero con el aval de contundentes sondeos de opinión.

Aunque las sentencias judiciales y las investigaciones periodísticas serias afirmen lo contrario, para las mayorías Yabrán no se suicidó y disfruta de un exilio dorado; Junior murió asesinado y no en un accidente aéreo fruto de su imprudencia.

Y gracias a este mecanismo, en su forma reversible, los hijos del por entonces candidato a presidente Fernando de la Rúa fueron absueltos por la opinión pública cuando el periodismo los acusó, con pruebas, de haber traficado influencias para aprobar sus exámenes en la facultad de Derecho. Tiempo después, esta misma opinión pública dio por cierta, en forma automática, aquella información, que no había variado, aunque sí la imagen de De la Rúa.


Introducción

Los fantasmas y las noticias deseadas

Vivimos bajo el imperio de la noticia deseada. Aquella en la que la opinión pública quiere creer. Esta es la hipótesis de este libro: el montaje de la noticia no es un proceso gestado solo por los medios que la emiten, sino también por las audiencias que la desean.

El sentido literalmente auricular de concepto “audiencias” es en realidad insuficiente. Las audiencias no solo escuchan. Oyen, pero también leen, se sumergen en universos televisivos y digitales y configuran teorías y supersticiones.

Preferimos utilizar el concepto antropológico de tribu, y ampliarlo al de “tribu masiva”.  Se trata de “grandes masas de seres humanos en gestos y vibraciones comunes”, como diría Peter Sloterdijk, que se constituyen en una comunidad de creyentes, en una feligresía que, efectivamente, cree en aquello que por sí misma ha construido, aunque se trate de “delirios tribales”, como calificaremos aquí a los sones bélicos que se ejecutaron frenéticamente, masivamente, durante la Guerra de las Malvinas en la Argentina entre abril y junio de 1982.

Aquí se analizarán sucesos periodísticos arquetípicos, episodios que describen la configuración de la noticia deseada, que dispararon la phantasia popular, en el sentido clásico de la palabra, como constructo de ficciones compartidas.  Es necesario indagar entonces la psicología del fantasma, de procedencia medieval y refundada ahora por los medios, y también la pregnancia de las metáforas como llamadores de la atención global. Es el caso de Copito, el gorila albino de Barcelona.  Los fantasmas elegidos son los de Carlos Menem Junior y Alfredo Yabrán. Y también los muertos de Malvinas. Son episodios noticiosos arqueológicos, emanados de medios predigitales.

Los acompaña el gorila en este texto.  El de Copito fue ya un hecho digital. Globalizado en la era digital, aunque sus raíces provienen de África y del misterio más profundo de la naturaleza animal.

Fue un boom noticioso mundial. Fue la noticia más leída ese día, cuando Copito murió, en la mayor parte de los sites de todo el mundo de habla hispana y también de Japón. El simio ocupó la tapa de los diarios más importantes de España y de la Argentina, fue la noticia principal de La Nación y se destacó en el friso de tapa de Clarín. ¿Por qué la muerte de un gorila fue la noticia deseada por las mayorías globales?

Los ejemplos elegidos para el libro son objeto de análisis por el magnetismo o más aún por la “magnetopatía” noticiosa que ejercieron. Por las creencias poderosas y volátiles que suscitaron.  Si las creencias cambian es porque los intereses profundos de la esfera societal que construye noticias cambian antes y entonces, y solo entonces, se construyen otras noticias deseadas.

Las noticias deseadas son la superestructura de una estructura psicosocial que pretende permanecer siempre creyendo lo que más le conviene.  La categoría de “estructura” no se postula según la tradición del marxismo clásico: en términos materialistas.  La estructura se define aquí como la base psíquica de las multitudes endógenas, la tribu masiva, que prefiere apoyarse en la afinidad antes que en la disidencia.

En ese sentido el episodio de las escuchas ilegales y de la investigación correlativa a las conversaciones que sostuvieron los hijos de De la Rúa con sus profesores de la universidad, arreglando con ellos favores académicos, son un ejemplo de la noticia deseada pero desde su dimensión reversible: la noticia indeseada. Daniel Capalbo, el periodista que condujo la investigación (que realizó junto a la periodista María José Grillo), explica aquí el repudio generalizado del que fue víctima. De la Rúa gozaba entonces de los favores de la opinión pública (la misma que luego lo rechazó frontalmente), cuando se publicó esa dimensión oscura de su entorno que, dicho sea de paso, jamás estuvo ajeno a su poder.

Este libro se construyó también con la contribución de académicos de primera línea. Roberto Herrscher, director académico del Master en Periodismo de la Universidad de Barcelona y ex combatiente de Malvinas, escribió un ensayo especial relativo a los fantasmas noticiosos durante la Guerra de las Malvinas.

Edgardo García, analista mediático de la Universidad de Westminster, pensó el tema explayando su agudo conocimiento del periodismo británico.  Mireya Roura Salietti, bióloga, Master en Periodismo por la Universidad de Barcelona y periodista científica en España, describió con rigurosidad el fenómeno etológico-noticioso del gorila Copito.  Edgardo Esteban, presidente de la Asociación de Corresponsales Extranjeros en la Argentina, contó su conmovedora experiencia durante la Guerra de las Malvinas.

El texto se articula según diversas dimensiones narrativas.

No hay capítulos sino esferas. La esfera es, como enseñaron todos los filósofos desde Parménides a Sloterdijk, el objeto esencial.

Hay esferas sin ventanas que Leibniz denominó “mónadas”. Y hay esferas con ventanas. La teoría y la praxis no son mónadas, pero lo han sido, lo son a veces. Han convivido y conviven de pronto en paralelo y sin vínculo entre sí.

Aquí se presentan esferas con ventanas. Esferas teóricas que abren sus ventanas hacia casos concretos, hacia hechos particulares y viceversa: hechos que abren sus ventanas buscando teorías que los expliquen.  Pero las esferas no se diluyen. Existen según el esquema althusseriano de la “autonomía relativa”.  La teoría se desarrolla bajo la forma de una aproximación filosófica e histórica al periodismo. Se abre también una esfera jurídica, expuesta en algunos fragmentos del fallo relativo a la muerte de Carlos Menem Junior y útil a los efectos de comparar los enunciados mediáticos y los construidos según el orden del Derecho. Finalmente, configurando otra esfera, están aquí las voces: reportajes y testimonios orales, transcriptos literalmente, de hechos narrados en primera persona por sus protagonistas, como exige el registro periodístico propiamente dicho.  Esta multidimensionalidad configura un texto metaperiodístico, hipertextual pero en papel, que no discurre solo sobre argumentaciones abstractas, ni tampoco solo sobre los hechos puros.  Ciertamente, la reflexión sin el oficio está vacía, y el oficio sin la reflexión es ciego.

La conjunción de ambos es el intento metaperiodístico que aquí se desarrolla. Pero no es este un texto concluyente. Por el contrario, es inconcluso.  Cada afirmación es aparente. Es en realidad un interrogante.  Para comprender de qué se trata, antes de arribar a los precisos ejemplos empíricos elegidos para el análisis, es necesario primero atravesar un tramo conceptual.

De La noticia deseada. Leyendas y fantasmas de la opinión pública, de Miguel Wiñazki. Buenos Aires, Marea, 2004. 241 páginas.

¿Qué sentís?
67%Satisfacción33%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|09:46
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|09:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016