Instituto debe pagar $300 mil por provocar erección permanente seguida de muerte

Se trata de un empresario (44) que murió luego de someterse a un tratamiento en un instituto médico en Mendoza dedicado a tratamientos sexuales. El hombre no sufría disfunciones pero pretendía tener una vida sexual más activa. La Justicia mendocina falló que se les pague ese dinero a su esposa y herederas.

Un instituto especializado en tratamientos sexuales fue condenado por la Justicia mendocina a pagarles $300.000 a una mujer y sus hijas. Se debe a que un empresario de 44 años pretendió tener una vida sexual más activa y requirió un tratamiento de este centro de atenciones. Pero la medicación le provocaba erecciones permanentes, luego debió operarse en Buenos Aires y posteriormente falleció.

La afección que sufrió la víctima es “priapismo”: erección continua y dolorosa del miembro viril. Esto le terminó causando la muerte.

Todo comenzó en 2002 cuando un empresario sanjuanino visitó la provincia “atraído por la fuerte, insistente y frondosa publicidad que aparecía en todos los medios de difusión como absolutamente exitosa en la casi totalidad de los casos tratados, ofreciendo soluciones de excelencia para problemas de sexualidad”, según consta en la sentencia del Noveno Juzgado Civil de Mendoza.

Para hacer entendible la noticia, se recomienda tener en cuenta que en adelante los nombres serán de fantasía, debido a que así se recomendó desde el ámbito judicial.

Luis era un empresario sanjuanino dedicado a la fabricación y venta de licores finos. En 1999 tenía 44 años, gozaba de muy buena salud y ganaba alrededor de $2.500 mensuales; es decir, tenía un buen pasar económico para aquel entonces.

Estaba casado, tenía dos hijas y con su pareja mantenía una vida sexual normal o común. Pero, atraído por la constante publicidad televisiva de éxito sobre tratamientos sexuales, decidió viajar a Mendoza para realizar un tratamiento en el Boston Medical Group”

El motivo de la consulta de Luis era por eyaculación precoz. Fue atendido por dos médicos quienes al parecer lo trataron por impotencia.

Los profesionales le realizaron un tratamiento farmacológico. Estando en la clínica le inyectaron 30 miligramos de un medicamento, sin explicarle en qué consistía el mismo, cuyo resultado fue una inmediata erección total del pene.

Pasaron las horas y la erección no cesaba, los médicos le habían provocado priapismo (erección genital permanente y dolorosa). Para lograr el fin de la erección, debieron suministrarle aspirinas, colocarle hielo y hacerle hacer ejercicios físicos. Recién a las 4 horas su miembro volvió a la normalidad y pudo regresar a su provincia.

Los médicos le dieron la droga que vende el instituto para que continuara el tratamiento por su cuenta (se autoinyectara). A los pocos días el empresario actor se inyectó por segunda vez siguiendo las instrucciones y reapareció el priapismo, el cual duró 12 horas.

En una tercera aplicación, Luis decidió inyectarse menos cantidad de droga (20 miligramos en lugar de los 30 que le habían prescripto). Pero esta vez el priapismo fue más fuerte e incontrolable por lo que debió recurrir a un urólogo. Este profesional no logró mejorar el estado del empresario y le recomendó que se trasladara a Mendoza para que lo trataran.

Al otro día la víctima se hizo atender en el instituto Boston Medical Group donde comenzó el tratamiento. Intentaron algunas medicaciones pero sin éxito. Por ello lo enviaron a la Clínica Lugano, de Buenos Aires, donde se le practicó una intervención quirúrgica consistente en un punzamiento, sangrado y limpieza.

Sin embargo, esta operación no pudo retrotraer los efectos nocivos definitivos que el priapismo -atento la cantidad de horas trascurridas- había producido.

Estas complicaciones dejaron secuelas irreversibles en el organismo del empresario; si bien la erección patológica finalizó, el resultado de un tratamiento inadecuado —según la Justicia—, le provocó una impotencia sexual total y definitiva de por vida; sufriendo por esta traumática patología gravísimos daños emocionales, psicológicos, morales y materiales; todo lo cual repercutió directamente en su relación familiar, en especial con su esposa e hijas.                      

Por todos estos inconvenientes (físicos y sociales), Luis interpuso una demanda por mala praxis, debido a que le produjo el total desequilibrio psíquico del paciente. Incluso, la perito psicóloga anunció que el empresario podía morir, algo que se produjo el 13 de junio de 2002, como consecuencia de un infarto cardíaco.

El juez Luis Ángel Plana Alsinet, del Noveno Juzgado Civil de Mendoza resolvió que el instituto Boston Medical Group le pague a la esposa e hijas del empresario la suma de casi $300.000 en concepto de indemnización por los problemas y muerte de su familiar.
Opiniones (6)
23 de noviembre de 2017 | 11:12
7
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 11:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ...QUE FAVOR LE HICIERON A LA VIUDA !!! (SEGURO QUE ESTÁ MAS CONTENTA CON LOS 300.000)
    6
  2. En cualquier país civilizado, estos delincuentes estarían guardados desde hace mucho. Aquí, en cambio, pagarán unos mangos (o no si se buscan un buen abogado) que no son nada comparado con todo lo que chorean. Los organismos de control del estado están ausentes como en el caso de los mentalistas y otros malandras que ofrecen sin pudor curas mágicas en todos los medios. Somos una republiqueta, nos guste o no.
    5
  3. Fué terrible el momento de cerrar el feretro.....Los hombres de negro hacían esfuerzos y la tapa no se podía trabar.
    4
  4. Su Señoria tendria que haber otorgado los 300.000 y ademas una orden de compra para la obtencion de tres consoladores para las herederas.-
    3
  5. La condena es ejemplar, sobre todo porque todo podria haberse evitado con un consulta con la Dra. MANUELA IZQUIERDA, especialista en el tema.
    2
  6. Boston Medical Group. Así se llaman esos asnos. Lo escuchamos todos en todas las radios, todos los días. También hacen publicidad en diarios.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia