Deportes

Armstrong exige un sindicato de ciclistas y el Giro se irrita

El estadounidense solicitó hoy la creación de un sindicato de ciclistas independiente tras la grave caída del español Pedro Horrillo y la huelga de celo del pelotón del Giro d'Italia el domingo.

"Debemos tener una organización así, que represente nuestros intereses. Debemos poder decir: este trazado es seguro y éste no. Sin un sindicato no hablaremos nunca con una sola voz ni nos tomarán en serio", dijo Armstrong, de 37 años y que regresó al inicio de año al ciclismo tras tres años y medio de retiro.

Armstrong, heptacampeón del Tour de France y que participa por primera vez en el Giro d'Italia, se erigió en portavoz del pelotón y se enfrentó al director de la carrera, Angelo Zomegnan, que movió todas las teclas para que Armstrong fuera la principal atracción de la edición número 100 de la prueba.

El sábado, Pedro Horrillo sufrió una grave caída al precipitarse por un terraplén de 80 metros, por lo que al día siguiente los corredores "trabajaron a reglamento" y forzaron que la etapa en Milán fuera neutralizada, sin validez de tiempos, debido a la peligrosidad del trazado urbano.

"Las condiciones no eran seguras. Había coches aparcados, los raíles del tranvía impedían nuestra carrera, así como el tráfico", explicó Armstrong, que el domingo discutió con Zomegnan.

El director del Giro no entiende la protesta. "Ese trazado hacía necesario una carrera explosiva y algunos ciclistas mayores quizás ya no puedan levantar el culo tan rápido", dijo refiriéndose de manera velada a Armstrong, de casi 38 años. "Nunca menciono el nombre de la gente que me ha decepcionado, igual que tampoco lo hago con las mujeres que me han rechazado".

La caída de Horrillo y la situación en Milán es sólo una "acumulación de situaciones peligrosas" en el Giro, según Armstrong, heptacampeón del Tour de France y presente por primera vez en la ronda italiana.

"Hemos corrido por túneles sin iluminación. Es una locura hacer eso a 50 kilómetros por hora", dijo hoy Armstrong, que hace siete semanas se rompió la clavícula en una caída en España.

En tanto, el accidentado Horrillo se encuentra en estado "estable" tras la grave caída que sufrió el sábado, según dijo hoy el director del equipo Rabobank, Erik Breukink.

"Su mujer está ahora con él. Se encuentra bajo el efecto de los medicamentos, pero esperamos que en el transcurso del día se despierte y sea capaz de reaccionar", dijo Breukink a la agencia dpa antes del inicio de la décima etapa, en Cuneo.

"Ya se le ha realizado una primera operación en la pierna. Pero la fractura es complicada, por eso está prevista una nueva operación", explicó el ex ciclista holandés, que dijo que la rotura en la pierna es el mayor problema del español. "Nadie puede pronosticar cuándo volverá a competir", agregó.

"Gracias a Dios está bien y algún día podrá volver a correr en bicicleta", dijo hoy Armstrong.

Horrillo se precipitó por un terraplén de 80 metros cuando descendía el puerto de Culmine di San Pietro el sábado. "Es un milagro que aún esté con vida", dijo entonces el médico del Giro, Sergio Levi, tras el complicado rescate del español.

La décima etapa, que concluyó hoy en Pinerolo y fue ganada por el portador de la "maglia rosa", el italiano Danilo Di Luca, también fue ensombrecida por una accidente.

El motorista Fabio Saccani, quien trabajaba como piloto de un fotógrafo en el Giro, falleció tras chocar con un automóvil en el trayecto hacia la línea de salida de la etapa, en Cuneo.

Saccani, amigo de Armstrong, participaba en su Giro número 32. En la etapa de mañana, que comienza en Turín, se guardará un minuto de silencio.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|10:35
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic