Lo condenan a 20 años de prisión por abusar de las hijas de su concubina

La Justicia catamarqueña encontró culpable a un hombre de haber cometido el delito de abuso sexual y corrupción de menores, debido a que habría sometido a las hijas de su pareja hace 10 años.

La Cámara Penal I de Catamarca condenó hoy a 20 años de prisión efectiva a un  hombre por abuso sexual y corrupción de menores contra las dos hijas de su concubina, a las que sometió desde 1999, informaron fuentes judiciales.

El tribunal, integrado por Roberto Mazzucco, Antonio Carma y Carlos Alberto Roselló, sentenció por simple mayoría, con la disidencia de Roselló, a Pedro Oscar Usqueda a 20 años de prisión efectiva por "abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado, continuado y en concurso real" y por "corrupción de menores agravado", se precisó.

El fiscal Silva Molina había solicitado una pena de 23 años, en tanto que el abogado defensor, Guillermo Narváez, había pedido la absolución, porque a su entender "no se acreditó fehacientemente la corrupción de menores".

Según la acusación, desde 1999 Usqueda comenzó a abusar de las hijas de su concubina, una de las cuales tuvo dos hijos con el acusado.

Sin embargo estos hechos no fueron ventilados en juicio oral porque se llegó a un "avenimiento" que el tribunal de la Cámara Penal I avaló, y con eso, a ese respecto quedó extinta la acción penal.

"Lo que prosperó fue la acusación por corrupción de menores, porque el hecho existió, y si esos hechos tienen la entidad de ser corruptores, se debe mantener la acusación", señaló el fiscal Silva Molina.

Las acusaciones contra Usqueda por los abusos sexuales perpetrados a sus hijastras, surgieron de la investigación por el presunto homicidio de su esposa, Fátima Chayle, quien se encuentra desaparecida hace más de 6 años.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 08:46
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial