Celebración de la amistad, de Eduardo Galeano

En los suburbios de La Habana, llaman al amigo mi tierra o mi sangre.
En Caracas, el amigo es mi pana o mi llave: pana, por panadería, la fuente
del buen pan para las hambres del alma; y llave por...

-Llave, por llave -me dice Mario Benedetti.

Y me cuenta que cuando vivía en Buenos Aires, en los tiempos del terror, él
llevaba cinco llaves ajenas en su llavero: cinco llaves, de cinco casas, de
cinco amigos: las llaves que lo salvaron.
Opiniones (0)
25 de Febrero de 2017|22:35
1
ERROR
25 de Febrero de 2017|22:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    23 de Febrero de 2017
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    Retromobile
    21 de Febrero de 2017
    Retromobile