Deportes

Nadal, "vacío", descansará en busca de su quinto Roland Garros

El Nº1 cayó hoy ante Federer en Madrid y descansará hasta el miércoles para preparar el gran desafío que tiene por delante, la conquista de su quinto título consecutivo en el polvo francés.

Un agotado Rafael Nadal descansará hasta el miércoles para preparar el gran desafío que tiene por delante, la conquista de su quinto título consecutivo en Roland Garros.

Nadal admitió haber estado "un poco vacío de energía" en la derrota de hoy por 6-4 y 6-4 ante el suizo Roger Federer en la final del torneo de tenis de Madrid.

"Me notaba un poco aplatanado tras la adrenalina de ayer y sin tener un día (de descanso) en el medio. Voy a descansar unos días y el miércoles (iré) a París", dijo.

El número uno del mundo derrotó al serbio Novak Djokovic en un épico encuentro de cuatro horas y tres minutos por las semifinales del sábado. Federer, en cambio, necesitó apenas una hora y 21 minutos ante el argentino Juan Del Potro.

Esa diferencia se notó hoy en la cancha, dijo Nadal, que perdió tras 33 victorias consecutivas sobre arcilla.

"Nunca acostumbro poner ningúna excusa, si estoy cansado es porque ayer jugué más tiempo del debido y él jugó menos".

"Es evidente, el que no lo quiera ver está ciego. Pero él jugó una hora y media porque jugó mejor. La pista estaba muy rápida, jugó muy agresivo, la pista le ayudaba y ha sido mejor que yo", añadió.

Federer logró hoy su segunda victoria en 11 enfrentamientos en aercilla con Nadal, también el primer éxito tras cinco derrotas consecutivas en finales frente al español.

"Me faltaba esa milésima de segundo que en cualquier deporte es lo que te hace estar en condiciones o no", insistió Nadal, que no ve afectada en absoluto su confianza de cara a Roland Garros, un torneo en el que jamás perdió.

"Para mí este torneo no tiene nada que ver con París, esa es mi sensación personal. Es prácticamente otra superficie que París, esa es la realidad", analizó.

Nadal cuestionó a lo largo de la semana la ubicación de Madrid como último gran torneo antes de París. Ubicada a 600 metros de altura, la Caja Mágica permite un tenis más veloz y agresivo, algo que beneficia a jugadores como Federer o Djokovic.

El de hoy fue, según Nadal, "un partido con poco que analizar".

"Me ha hecho break y break y me he ido a casa", resumió con cierto humor.

"Contra Federer juegas al cien por cien de bien o es casi imposible".

Roland Garros es un asunto abierto para el español, que cree que todo puede suceder allí.

"En París veremos quién llega a la final. Eso, de entrada. Federer tiene potencial para ganar en París y en cualquier sitio del mundo, lo ha demostrado en su carrera, pero París empieza por la primera ronda, no por la final. Ojalá jugara la final con él, me das un papel y te lo firmo ya".

Eso sí, el número uno del mundo es consciente de que es el máximo candidato.

"Si yo no tengo confianza para jugar en el Abierto de Francia, no sé quién la puede tener... Gané tres de los cuatro torneos (en la temporada de arcilla) y jugué la final del otro".

Pero pensar más allá de París es algo que Nadal se niega a hacer. Ni siquiera cuando recibe un elogio como el que le dedicó el ex número uno Andre Agassi, que lo situó el sábado con grandes posibilidades de alcanzar esta temporada el Grand Slam, una hazaña que Rod Laver logró por última vez en 1969.

"Gracias a Andre por sus palabras, pero ése no es un objetivo ahora, el mío es jugar al cien por ciento en Roland Garros", dijo el español.

Nadal ofreció "crítica constructiva" al torneo de Madrid tras sus declaraciones de la semana pasada, que no cayeron bien en la organización.

"Lo mejor del torneo ha sido la gente, espectacular, y tener un torneo de esta trascendencia en España. La pista central es espectacular", destacó entre los aspectos positivos.

Los negativos son varios. "Desde mi punto de vista, en una instalación nueva que lo tiene todo está claro que para los jugadores podría haber un vestuario más amplio. Y que sea blanco da, evidentemente, suciedad".

"Las pistas de entrenamiento han estado bastante mal, las cuatro del fondo no estaban en condiciones óptimas para entrenar bien", añadió, mientras recibía la promesa de Manolo Santana, director del torneo, de que los problemas serán solucionados para la próxima edición, en mayo de 2010.

"Lo único que le falta para ser el mejor torneo de tierra tras Roland Garros es historia", aseguró Nadal. "Yo creo en la tradición y la historia".
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|14:56
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|14:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic