Deportes

La tarde en que el juego vistoso fue efectivo

El Expreso ganó un partido clave en su afán de quedarse en Primera, 4 a 2 al Bicho en la Paternal. Caruso y Figueroa anotaron los goles del elenco mendocino y fueron las grandes figuras.

Así se liquida un partido

Los hinchas de Argentinos ven como la pelota no entra en el arco de Ibáñez, son testigos de las salvadas de Valles y Sigalli, sueñan con empujar esa pelota que pasea por todo el área visitante y nadie logra empujar.

Los parciales del Expreso cruzan los dedos y le imploran a todos los santos para que la valla siga resistiendo. El partido está 3 a 2 para los mendocinos a falta de 5 minutos para el cierre del juego.

El local va en busca del empate de manera desordenada y poco brillante, pero alcanza para  acorralar al Tomba que aguanta. Por la presión del rival, el cuadro de Cocca se  ha refugiado bastante cerca de Ibáñez. La soga aprieta más y más a los visitantes, pero toda presión tiene su perdida y los del Bicho se equivocaron en uno de eso pases desesperados. Leiva robó esa pelota extraviada en la mitad de la cancha y  la practicidad se hizo fútbol. En dos toques la pelota le llegó a Figueroa para que este definiera tras las desesperada salida de Torrico.

Partido liquidado para el Expreso, 4 a 2 de visitante y otra vez el alma volvió al cuerpo de los parciales bodegueros. Cada vez más cerca de reafirmarse en Primera, según los números, sólo 4 puntos separan a Godoy Cruz de su máximo objetivo.

Brillante pero sin tanto gol

Bien plantado, presionando en cada sector de la cancha, soltando los volantes y tocando siempre la pelota al pie del compañero el Expreso se presentó en el Diego Armando Maradona con su juego agresivo e irreverente.

El rival estaba desorientado. Olmedo y Leiva se insinuaban como los patrones de la mitad, cuestión que confirmarán minutos más tarde. Carsuo y Borghello exigian a Torrico y este respondía evitando la caída de su meta. El juego no llegaba a los primeros 5’ y Caruso se cansó de avisar y anotó el primero. Corrida personal de Valles tras una gran jugada colectiva y asistencia de Borghello para que el Rifle pueda romper el cero.

Había un solo equipo en la cancha, Godoy Cruz. El dueño de casa estaba perdido en su cancha. Argentinos no llegaba y los centrales visitantes no tenían trabajo. Valles aprovechó para explotar su subida y complicó a un dubitativo Cardozo que jamás le encontró la vuelta al defensor bodeguero. Formica también aprovechó el poco peso ofensivo del rival para llegar al campo contrario aunque con menos frecuencia que el mendocino.

En el medio Rojas se encargó de relevar las trepadas de Valles y  lejos de hacer un trabajo que luce, el Chino se esmeró en pos del orden táctico. El se hizo cargó de cubrir los baches defensivos, el reemplazó a los volantes centrales y hasta en un pasaje mínimo del partido se tiro de volante por izquierda.


Olmedo y Leiva robaban todo. Gran primera parte del mendocino que en la segunda fracción bajó el rendimiento, seguramente por el esfuerzo de la parte inicial. Ni Ortigoza ni Peñalba podían evitar que los volantes centrales del Expreso se quedaran con toda la torta.

Figueroa por la zurda se convertía en un media punta peligroso para la desarticulada defensa de la Paternal. Víctor comenzó la sociedad con Caruso y pese a que las situaciones se generaban la pelota no entraba en la red. Siempre faltaba algo para llegar al festejo. Por lo general fueron las manos bien ubicadas de Sebastián Torrico aunque también conspiró contra la goleada de Godoy Cruz la mala puntería de Borghello y el egoísmo de Caruso para soltar la pelota a un metro del gol.

El resultado del descanso terminó siendo exiguo y el hincha del Expreso lamentó los goles dilapidados por su escuadra, para colmo ante del cierre del primer capitulo, Peñalba tuvo el empate a su merced e Ibáñez se lo impidió.

Rapidez y eficacia, la formula de la permanencia

Argentinos volvió del entretiempo distinto. Más agresivo, no tan timorato, salió decidido a empatar en el juego y arrinconó al equipo visitante a fuerza de pelotazos y desbordes del ingresado Rius. El Tomba retrocedió y definitivamente se plantó de contra. El Bicho buscaba con su vergüenza como argumentó, pero cometía errores en la entrega. Primera salida fulminante de Figueroa un par casacas rojas en el camino, sesión a Borghello y este a  Caruso que con alta definición clavó el segundo, otra vez en los primeros 5’, pero ya del complemento.

Argentinos siguió buscando y el Tomba de apoco comenzó a tomar la pelota, pero la fuerza del local se impuso en el tramite del juego. Dutari volvió a ser lo más flojito del equipo y perdió la marca de Auche que logró el descuento.

Tramite abierto, situaciones en los dos arcos y otra vez Figueroa para explotar su velocidad y filtrarse en el área de Torrico  y aumentar la cuenta tras la conversión del penal que le cometió el cancerbero. Luego algunos errores de defensivos y de Nelson Ibáñez para anexarle nerviosismo al partido con el segundo descuento.

El bicho seguía buscando la igualad con centros y disparos de larga distancia. El Tomba se defendió y no lograba salir. Luego llegó lo que ya conocemos, los dedos cruzados, los dientes apretados y un final eléctrico, otra vez iluminado por la magia de Figueroa.

El Tomba mezcla fútbol y velocidad, elabora paredes  y trata de cerrar bien la puerta de entrada a Ibáñez. En base a esa estructura desea terminar de levantar su fortaleza para quedarse definitivamente en Primera, el lugar ya se lo ganó ahora hay tirar cimientos para que la estadía no sea pasajera.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|19:29
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|19:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente Gustavo Salinas, excelente nota, comparto todo.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016