Deportes

Nadal derrotó a Djokovic en un partido histórico en Madrid

El español venció al serbio por 3-6, 7-6 y 7-6 y accedió a la final del Masters 1000. El número uno del mundo enfrentará en la gran final al ganador entre Juan Martín del Potro y el suizo Roger Federer.

El español Rafael Nadal logró hoy un heroico pase a la final del torneo de tenis de Madrid al derrotar al serbio Novak Djokovic por 3-6, 7-6 (7-5) y 7-6 (11-9) en uno de los mejores encuentros de los últimos años.

El número uno del mundo agigantó así su leyenda de "predestinado" para el pentacampeonato en Roland Garros. Ante el delirio del público local salvó tres match points y logró su triunfo número 150 en arcilla desde 2005 y su trigésimo tercer éxito consecutivo en la superficie desde mayo de 2008.

Tras la batalla de cuatro horas y dos minutos de hoy, Nadal se medirá mañana por el título ante el ganador del choque entre el suizo Roger Federer y al argentino Juan Martín del Potro, que comenzó con 40 minutos de retraso debido a la inusual duración de la primera semifinal.

El español, que cumplirá 23 años el 3 de junio, se recuperó de un juego llamativamente errático y lento en la primera parte del encuentro para terminar ganando un partido con las emociones a flor de piel.

Mañana tendrá la oportunidad de lograr algo inédito desde la creación del ATP Tour en 1990: la conquista de los tres grandes torneos sobre arcilla en la puesta a punto para Roland Garros.

Nadal, que venía de ganar los títulos de Montecarlo, Barcelona y Roma, tardó 22 minutos en ganar su primer juego, tras haber entregado su saque en el segundo con una doble falta.

Durante una hora y media pareció que Djokovic podría lograr algo que no se da desde Umag 2003, derrotar a Nadal en una semifinal en arcilla. No pudo, y el detalle estadístico da una idea del casi monstruoso dominio que ejerce Nadal desde hace años en la superficie más lenta del tenis.

Djokovic, que perdió hoy su partido número 14 en 18 enfrentamientos con Nadal, sumó la derrota de hoy a la sufrida ante Nadal en las finales de Montecarlo y Roma. El serbio jamás pudo derrotar al español sobre arcilla.

En el inicio del choque de hoy se adelantó 3-0 y no cedió el control de un primer set en el que combinó derechas pesadas, lentas y con mucho top-spin, con reveses plano, secos y veloces que desconcertaban a Nadal.

"¡No puedo!", se dijo a sí mismo el español mientras hacía el gesto de pegarle a una pelota.

Al final pudo, no en vano es el hombre que iniciará dentro de ocho días la búsqueda de una hazaña sin precedentes, la conquista de cinco títulos consecutivos en Roland Garros.

Una derecha enganchada del español le dio a Djokovic el primer set en 50 minutos.

Nadal, que detuvo hoy dos veces el entrenamiento previo al partido quejándose de molestias físicas, pidió atención médica tras el tercer juego del segundo set, con ventaja de 2-1. El fisioterapeuta le vendó el muslo derecho.

En el segundo parcial Nadal levantó al apático público de la Caja Mágica en un par de puntos que llevaron su impronta de luchador.

Djokovic, que cumplirá 22 años el viernes, pudo haber logrado la victoria en dos sets, ya que dispuso de cinco break points a lo largo del parcial.

Pese al 7-5 en el tie break a favor de Nadal, Djokovic no se rindió. Apretó los dientes y siguió concentrado. Con una furiosa derecha invertida el serbio quebró al español para adelantarse 3-1.

Pero Nadal se recuperó enseguida y devolvió el golpe para situarse 2-3 y su servicio.

El partido era ya un duelo a todo o nada, una lucha sin tregua. Djokovic, con visible cansancio, fue atendido también por el fisioterapeuta.

Pese al agotamiento ninguno volvió ceder su servicio: el tie break era la única solución y, sin empate en el reglamento del tenis, uno de los dos debía salir derrotado.

Nadal erró una derecha con su servicio tras un largo intercambio y Djokovic tuvo la oportunidad del mes: 4-3 y su servicio. Pero de inmediato lanzó una derecha fuera. El cansancio pesaba, evidentemente.

El serbio tuvo la segunda oportunidad, ésta, del año: 6-5 y su servicio, pero Nadal igualó en seis con un derechazo paralelo.

Largo intercambio y nuevo match point para Djokovic, éste con 7-6 sobre el servicio de Nadal. Nuevo derechazo tras diez pelotas por encima de la red y 7-7.

El match point era ahora de Nadal en 8-7, pero Djokovic lanzó un drop y pasó a Nadal para 8-8. El público no podía creer lo que veía, y el serbio se golpeaba el pecho.

Error de Nadal y match point para Djokovic, que falló una devolución aparentemente sencilla son su revés para llevar las cosas a un 9-9.

Nadal no perdonó en su segunda oportunidad, se mantuvo atento y Djokovic dejó una derecha en la red: 11-9, tie break, victoria y final. Tendido de espaldas sobre el polvo naranja de la Caja Mágica y con los puños apretados, Nadal cerró los ojos, quizás dispuesto a no despertarse más del que parece un sueño tenístico sin fin.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:49
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016