Rodrigo Rato se despide del Fondo Monitario Internacional

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) celebrarán entre este sábado y el lunes en Washington su tradicional reunión anual conjunta, en la que no se esperan grandes anuncios pero sí mucho debate sobre cambios.

Será momento de bienvenidas y de despedidas, como la del español Rodrigo Rato, que abandona su cargo como director gerente del FMI tras intentar dejar su huella mediante la reforma de una institución en crisis de identidad.

También está reciente el cambio en la cúpula del Banco Mundial, cuya jefatura suele recaer en un estadounidense, mientras que la del FMI está en manos de europeos. Robert Zoellick tomó el relevo en esta última institución de su paisano Paul Wolfowitz, que dejó el cargo por el escándalo del sueldo de su novia.

Las dos instituciones financieras, cuyos principales contribuyentes son EEUU y Europa, están siendo presionadas para otorgar más influencia a los países emergentes.

Los principales debates sobre la mesa serán las reformas en ambas instituciones tantas veces prometidas. El francés Dominique Strauss-Kahn, sucesor de Rato, se considera elegido como "el director gerente de la reforma", pero su tiempo llegará a partir del 1 de noviembre.

Aunque Rato llegó con un anuncio similar, lo cierto es que dejará la institución con la misma estructura básica que tenía cuando llegó hace poco más de tres años. El que fuera ministro de Economía con el Gobierno de Aznar logró la aprobación de una 'hoja de ruta' que modificaba el reparto de votos del FMI y reflejaba el mayor peso en la economía mundial de China, México, Turquía y Corea del Sur.

Las conversaciones para lograr una nueva fórmula se empantanaron, pero tanto críticos como partidarios reconocen la recomendación de Rato de redistribuir el voto en el organismo, uno de los asuntos más espinosos en el seno del FMI.

"Es un tremendo batacazo para Rato, pero ha sido el único que se ha atrevido a meterse en esa piscina", resume un miembro del Consejo Ejecutivo, el órgano que representa a los países miembros del FMI. En cualquier caso y pese a abandonar su cargo por "razones personales", Rato -que ha negado que su futuro directo pase por la política española- percibirá del Fondo una pensión anual vitalicia de 54.536 euros.

En el Banco Mundial, el debate sobre el reparto del voto ya está más avanzado. Un aliciente para llevar a cabo una reforma puede ser la presión externa, como el proyecto del Banco del Sur, que promueve Venezuela y que apoyan Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y probablemente Colombia.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 06:58
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 06:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'