Deportes

Los favoritos responden y ya están en cuartos de final en Madrid

Federer, Djokovic y Murray, próximo rival de Del Potro, ganaron hoy sus partidos de octavos del Masters 1000, mientras que el número uno, Nadal, avanzó sin jugar por la baja de su rival.

Madrid no puede quejarse: Rafael Nadal, Roger Federer, Andy Murray y Novak Djokovic, los "cuatro magníficos" del tenis masculino, respondieron hoy a su condición de favoritos y se clasificaron para los cuartos de final del torneo que se juega en la capital española.

Quien menos debió esforzarse para conseguirlo fue justamente el mejor de todos. Nadal no necesitó derramar siquiera una gota de sudor gracias al retiro de quien iba a ser su rival, Philipp Kohlschreiber.

Una lesión en la pierna izquierda impidió jugar al alemán y selló el pase del español a la siguiente fase, donde se encontrará con su compatriota Fernando Verdasco, séptimo cabeza de serie, y verdugo hoy del argentino Juan Mónaco, por 7-5 y 6-2.

Con matices, los tres perseguidores de Nadal en el ranking mundial solventaron con aplomo sus respectivos compromisos. Murray parecía tener el compromiso más delicado ante un especialista de la arcilla como Tommy Robredo. Sufrió el partido en el primer set pero jugó un segundo a gran nivel para terminar imponiéndose por 7-5 y 6-1.

"Esta victoria es muy importante para mí. Tommy empezó muy bien, dictando los puntos. Estuve demasiado pasivo, pero el segundo set fue mucho mejor para mí. Yo dicté los puntos", aseguró el tres del mundo, que cuenta con la colaboración del español Alex Corretja, dos veces finalista de Roland Garros, para mejorar su juego sobre canchas lentas.

Lo espera nada menos que Juan Martín Del Potro, en un duelo que empieza a convertirse en un clásico. El argentino, quinto jugador del planeta, fue la antítesis de Nadal. Sudó sangre para ganar al suizo Stanislas Wawrinka por 4-6, 6-4 y 6-4 y espera por su primera victoria ante Murray, a quien no venció jamás, ni en juveniles ni en profesionales.

Tampoco Federer tenía un compromiso sencillo. James Blake prometía un partido largo, además de saber lo que era derrotar al dos del mundo recientemente. Fue en los Juegos Olímpicos de Pekín, sobre cemento. El nivel del suizo simplificó todo con un 6-2 y 6-4.

"Jugué bien y estoy feliz. Está bien ganar contra James porque siempre es un partido peligroso, más si viene jugando bien como hizo la semana pasada", afirmó.

Mañana será el turno de medirse con Andy Roddick, sexto preclasificado, que se vio beneficiado por otro retiro, el del ruso Nicolay Davydenko, lesionado en la pierna izquierda.

Djokovic selló un doble 6-4 contra el italiano Andreas Seppi, vencido también hace menos de una semana en la final de Belgrado. "En mi país tenía más presión. Hoy empecé bien pero después caí. Tuve que mantenerme concentrado porque por el viento parecía que jugábamos sobre una superficie dura. Parecía que no quedaba arcilla".

El próximo rival de Djokovic será el croata Ivan Ljubicic, que en octavos superó al francés Gilles Simon, octavo favorito, por 3-6, 6-4 y 6-3.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|12:07
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|12:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic