Hechos de la semana: el no pago a jubilados: ¿Por qué tanto desprecio?

Ayer, en una nueva jornada de paro bancario, el personal del Banco Nación de calle Gutiérrez fue el único que se negó a atender a los ancianos. La sensatez fue puesta por los perjudicados, quienes, a pesar de quejarse airadamente, se retiraron en paz.

Cada día nuestra capacidad de asombro se pone a prueba. El conocimiento de los trasfondos de diferentes hechos va impermeabilizándonos.

Pero, en ocasiones nos sentimos involucrados y hasta parte de quienes se ven afectados por actitudes de violencia, desprecio, insensatez y hasta falta de sentimientos.

Ayer, en una nueva jornada de paro bancario a nivel nacional, lo sucedido con los jubilados en las puertas de la sucursal del Banco Nación de calles San Martín y Gutiérrez fue uno de esos pocos casos en que quedamos boquiabiertos. El personal de esta casa fue el único de todo el microcentro que se negó a abrir sus puertas para pagarles sus beneficios a los ancianos.

¿Por qué tan poco sentido común? ¿Por qué tamaña muestra de nulo compromiso social?

La totalidad de los adultos mayores que esperaban a la intemperie, casi un centenar, esperaba al menos un gesto de los empleados bancarios, que permanecían dentro del edificio, y ni siquiera lo hacían desconociendo su reclamo. “Está bien que protesten, que quieran cobrar más, pero que respeten lo que dijeron. Si hubieran dijo que no nos iban a pagar, no veníamos”, era el discurso generalizado.

Ningún insulto, mucho menos algún gesto de violencia en quienes vieron atropellados sus derechos mientras otros ejercían los suyos.

Terminó ganando la insensatez. Los abuelos se retiraron con tranquilidad y con esperanza de que hoy los empleados de esta sucursal se replanteen su actitud.


Otros bancos

A pesar del paro bancario nacional, el resto de las instituciones atendió a los jubilados. Más allá de su reclamo, dejaron al menos una puerta abierta para recibir y honrar a uno de los sectores etarios más castigados de nuestra sociedad.

El Gerente de la sucursal Vendimia del Banco Supervielle, Jorge Mendoza, lo explicó así: “No podemos dejar de cumplir nuestra función social. Todo el personal de este banco está de acuerdo con el reclamo salarial pero los jubilados no tienen por qué ser rehenes en esta lucha”.

 

Otras entidades, que aparentemente no realizan el pago de estos beneficios, directamente no abrieron sus puertas pero lo avisaron mediante carteles pegados en sus vidrieras.

Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 12:57
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 12:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia