El comunismo ideal, según Vattimo

Por C.A.

El flamante volumen "Ecce Comu" reúne una serie de artículos sobre filosofía y política en los que el pensador italiano Gianni Vattimo narra los distintos momentos por los que atravesó su militancia en la izquierda y su postura actual que propicia el retorno del comunismo.

Ecce Comu. Cómo se llega a ser lo que se era, de Gianni Vattimo. Buenos Aires, Paidós, 2009. 131 páginas. $30.

"El comunismo real ha muerto, viva el comunismo ideal", dispara provocativamente Vattimo en su nuevo libro, que en apenas 131 páginas traza lo que considera su "larga marcha a través de las oposiciones" que le han permitido transitar hasta la convicción de "volver a ser comunista".

Tras el título que parodia a Friederich Nietzsche, el lector asiste a un proceso que lleva al autor de "más allá del sujeto" a "repensar el comunismo como ideal de sociedad 'justa' que, sin embargo, no puede verse como una sociedad 'perfecta', es decir, definitiva, que excluya cualquier transformación ulterior, es decir, cualquier renovación desde abajo con los medios de la democracia".

Lo que muchos han visto como una radicalización hacia la izquierda en la reflexión ético-política del pensador italiano de los últimos años, no es sino un discurso que busca desentrañar en una situación de crisis como la presente, las consecuencias del estrecho vínculo entre filosofía, política y religión, que ya en los 50 representaba para Vattimo la principal fuente de sus preocupaciones.

Finalmente, se reconstruyen las razones por las que una filosofía posmetafísica podría justificar la idea según la cual el redescubrimiento de un comunismo liberado del dogma de la objetividad y el desarrollo, sería la mejor alternativa para oponer al capitalismo en las actuales condiciones de la tardo-modernidad.

Vattimo es un estudioso de Nietzsche, por eso hace un juego con el nombre de la autobiografía del filósofo alemán Ecce Homo, en la que éste explica cómo llegar a ser lo que ya se es: en este caso Ecce Comu intenta explicar como en su andar político se ha ido convenciendo de que es necesario volver al comunismo.

¿Puede uno convertirse en comunista después de 1989? Para Vattimo, que en Ecce Comu ofrece como paradigma su propia experiencia, la respuesta es "Se debe", puesto que, aceptando de hecho el cada vez más rígido elitismo del capital, ningún tercero o cuarto camino se halla en condiciones de revertir el actual estado de desigualdad, existente en Italia y en el mundo.

En efecto, su itinerario intelectual -que el autor describe como una "larga marcha a través de las oposiciones"- se ha desarrollado siempre cercano a la izquierda; sin embargo, sólo con el abandono, en el año 2004, del partido de los DS (Democratici di Sinistra) Vattimo ha terminado por reencontrar las razones de la crítica marxista a la democracia burguesa, alineándose contra todo retoque reformista.

"Nunca he sido formalmente del partido comunista, en mi pasada por el Parlamento europeo fui del partido democrático de izquierda, sin embargo con el pasar de los años he retornado sobre el comunismo a medida que la izquierda europea se trasladaba más al centro o se hacía más moderado", señala el filósofo.

Vattimo explica también cómo la izquierda europea en Italia y Europa se fue alejando de los principios sociales y se fue catalogando de centro izquierda. "Vemos ahora cómo apoyó la guerra de Irak con tropas, aprueba leyes en contra de los inmigrantes, decisiones que no son muy de la izquierda", sentencia.

La propuesta del autor de El pensamiento débil es una versión personal del ideal comunista, pero, al mismo tiempo, anclada en su tradición histórica y en su fundamental exigencia de equidad: un comunismo anárquico, libertario y antitotalitario, débil pero no "debilista", que se sirva de los instrumentos del "subversivismo democrático", y que esté en aptitud de renunciar a un "economicismo" moral y económicamente insostenible en nuestros días.

Un comunismo que valga no solamente como ideal regulador sino también como eficaz pauta para la realización histórica de una sociedad justa y (realmente) democrática: tal es la apuesta que el autor de La sociedad transparente detalla en este volumen, recién editado por el sello Paidós.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|16:40
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016