Decálogo, de Thomas Pynchon

1. Es erróneo comenzar con un tema, símbolo u otro agente unificador abstracto, y luego intentar que los personajes y acontecimientos se le adapten a la fuerza.

2. Sé demasiado conceptual, demasiado listo y remoto y tus personajes se morirán en la página.

3. Me guiaba por el lema "hazlo literario": un mal consejo.

4. Sin algún anclaje en la realidad humana, lo más probable es que uno se quede sólo con otro ejercicio de aprendiz.

5. Es una mala manera de escribir un relato: empezar con una acuñación termodinámica, los datos de una guía, y solo entonces intentar el desarrollo del argumento y los personajes. Esto es entenderlo todo al revés.

6. Entonces era joven, y me interesaba más confiar al papel una variedad de abusos, como el de escribir en un estilo recargado... Lo que puede ocurrir cuando uno emplea demasiado tiempo y energía sólo en las palabras.

7. Escribir sobre lo que se conoce. El problema es que en la juventud creemos saberlo todo, o mejor, desconocemos el alcance y estructura de nuestra ignorancia. Familiaricémonos con nuestra ignorancia, para no tener que echar a perder un buen relato.

8. Los aprendices, en todos los campos y épocas, desean ansiosamente ser viajeros.

9. El aprendizaje avanza continuamente.

10. Ya has practicado bastante. ¡Ahora escribe!

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:33
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic