Baja la temperatura y aumentan las enfermedades respiratorias

La llegada del frío favorece la permanencia de las personas en lugares cerrados. Con ello, el contagio de enfermedades respiratorias. Algunas claves para pasar sanos el invierno.

La primera semana de frío intenso, que amenaza prolongarse y dejar atrás esos cálidos días que dominaban el otoño mendocino, profundiza la aparición de enfermedades respiratorias. No agudizado por el clima sino por nuestro comportamiento ante él.

El especialista en enfermedades neumológicas y responsable del área del hospital Humberto Notti, Dr Eduardo Lentini nos aportó algunos aspectos relevantes a tener en cuenta para evitar el padecimiento de enfermedades de este tipo y, por supuesto, proteger a nuestros niños.

“Para que el frío, por sí solo, provoque una enfermedad, tendría que ser un frío extremo, de más de 30 grados bajo cero. Lo que intensifica el brote de enfermedades respiratorias tiene que ver con el encierro para evitarlo, la aglomeración de personas y los pocos cuidados ante fuentes de contagio. Ni hablar si alguien fuma en esos ambientes”, marca el especialista.

Generalmente, y por causas no establecidas, en invierno circulan más virus de este tipo que durante otros períodos del año, pero más allá de eso “el enviar a los niños al jardín  o a la escuela con síntomas de enfermedad aumenta el contagio”, señala Lentini. “Los padres no utilizan barbijo para atender a un chico enfermo ni se lavan las manos continuamente al momento manipular objetos que utiliza el niño. Por ejemplo, si hay más de un chico en casa el contagio es inevitable si no se presta atención a estos aspectos”, reconoce.

De todos modos, el profesional resalta que “son muy pocos los niños que son internados” a causa de estas enfermedades y alerta a los padres para colaborar en la detección de cierta gravedad en el cuadro. “Cuando se presente un cuadro catarral o de fiebre, siempre debe concurrirse al Centro de Salud. En todos los centros está en marcha el programa de Atención Abreviada, que evita la llegada en masa de enfermos a los hospitales”.

“Si el chico presenta fiebre elevada, demasiada agitación, deja de comer o rechaza el alimento, se ahoga, muestra falencias al respirar, produce un silbido cuando lo hace o presenta cierto hundimiento en las costillas, son síntomas de alarma que obligan a dirigirse en forma inmediata al médico”, aconseja el Dr. Lentini.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 21:10
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 21:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'