Wole Soyinka: "El Papa es un líder ridículo"

El Nobel de Literatura nigeriano, conocido por su lucha por los derechos civiles, consideró hoy que el Papa Benedicto XVI es un "líder ridículo" por las declaraciones que hizo durante una visita a África en las que mostró sus dudas acerca de la eficacia del uso del preservativo para evitar la propagación del SIDA.

"Hay líderes ridículos por todas partes. En Europa, en África y en Estados Unidos. Este tipo de cosas lo que hacen es aportarle un poco gracia a asuntos más serios", indicó hoy en una conferencia de prensa en Granada, donde inaugurará la sexta edición del Festival Internacional de Poesía.

El escritor, símbolo en África de la lucha por el desarrollo, mantuvo que, aunque la situación en el continente ha cambiado mucho desde los años sesenta (cuando llegó a ser encarcelado acusado de conspiración), el colonialismo ha dado paso a la tiranía de un grupo de dirigentes que ya no vienen de fuera, sino que son africanos.

Para el primer africano en conseguir el galardón de la academia sueca, la literatura puede ser un arma para cambiar la situación, pero no a corto plazo. "Los escritores pueden movilizar a las masas para recordarle a los políticos que no pueden eludir su responsabilidad, pero hay que hacer una combinación de esfuerzos", precisó.

También se refirió Soyinka al problema de la inmigración en España, donde muchos africanos buscan una vida mejor. Se trata, a su entender, de un "problema económico y humanitario", que debe conllevar para su solución decisiones "bilaterales", tanto de los países emisores como de los receptores.

Es consecuencia de la globalización, según puntualizó, y como tal no tienen sentido las manifestaciones en contra. La inmigración, según dijo, podría verse "bastante aliviada" si los líderes europeos apostaran por invertir en África y buscar allí el fomento del empleo.

La crisis es además para el Nobel "un lío en el que nos han metido los expertos", los mismos que decían que la economía global estaba protegida, puesto que se ha podido ver que la globalización, también en este asunto, no es "ficción", sino un "sistema frágil" en el que cualquier evento puede tener consecuencias para todos los países.

El Nobel, como cualquier premio, supuso una lanzadera para que su trabajo se conociera, según dijo el escritor, que contó como anécdota que sus estudiantes le relataron que pedían estudiar la literatura africana y que ésta se veía en la Universidad por los profesores como antropología y no como literatura, visión que cambió a raíz de que él obtuviera el galardón.

No le cambió sin embargo el tiempo que estuvo en prisión por escribir un artículo a favor de un armisticio en 1967, durante la Guerra Civil de Nigeria, puesto que además los problemas en su país se mantienen desde entonces. De hecho, se refirió a que el "dictador que gobierna en Nigeria quiere tener entre sus méritos disparar a un Premios Nobel de Literatura, pero yo no le voy a dar ese placer".

Defendió además el uso de la lengua "colonial" para escribir, puesto que, como en África hay multitud de naciones con sus respectivos idiomas, es el uso de la lengua más conocida la única manera de llegar a más lectores.

Soyinka ofrecerá una lectura de sus poemas en la Huerta de San Vicente, antigua residencia de verano de la familia García Lorca.

Fuente: Europa Press

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|18:51
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|18:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic