Empresario al que le robaron adentro de un banco, analiza demandarlo

Al empresario mendocino le sustrajeron $60 mil pesos en el interior de la sucursal de Gutiérrez del banco Credicoop, mientras estaba con un oficial de cuentas para comprar dólares. Antes había sacado esa suma del Credicoop de Godoy Cruz y comentó a algunos empleados sobre lo que iba a hacer con el dinero. En el momento del robo, no estaba el policía en el casquillete del banco.

Ni una salidera ni una entradera, José Luis Saldaña (36) fue víctima de “depositadera”, porque le robaron $60.000 en el interior de la sucursal del banco Credicoop de Gutiérrez, Maipú, cuando estaba hablando en un escritorio con un oficial de cuentas. Por ello, el hombre analiza demandar a la entidad por una serie de situaciones sospechosas que se dieron en el arrebato.

“No acuso a nadie en particular, pero la cajera del banco que me dio los $60.000 y otros empleados sabían a qué sucursal me dirigiría para cambiarlos por dólares”, comenzó el empresario su diálogo con MDZ. Pero de inmediato afirmó: “No me caben dudas que hubo una ‘batida’ de alguien del banco”

De todos modos, para él todo lo que sucedió desde que ingresó a la sucursal de Credicoop de calle San Martín en Godoy Cruz (frente al hiper Libertad) hasta que le robaron el dinero en el local de la misma entidad, pero de Gutiérrez, fue muy extraño. Es por esa razón que está analizando con sus abogados demandar al banco.

El empresario contó que ingresó antes del mediodía del jueves a la sucursal de Godoy Cruz. “Dejé la camioneta en la puerta del banco y fui a cambiar unos cheques que me había pagado uno de nuestros clientes. Desde el vamos me pareció extraño que me entregaran esa suma por ventanilla”, reflexionó.

Pero brindó más detalles. “Debido a que los cheques superaban los $60.000 no me los podían entregar a mi solo. Entonces llamé por teléfono a mi esposa, que justo estaba cerca, y le pedí que se acercara a banco así ella cambiaba parte de los cheques”, explicó.

Luego que su pareja lo ayudó a realizar el trámite, “salí del banco aproximadamente a las 12.35. Había puesto todos los fajos de 10.000 en el maletín y $900 en mi bolsillo. Subí a la camioneta, miré para todos lados advertido de las salideras; di una vuelta a la manzana por la misma razón y me dirigí hacia el Credicoop de la calle Maza 2650, de Gutiérrez”, relató Saldaña.

“Cuando iba hacia Maipú me fijé muy bien que no me estuvieran siguiendo, miré por el espejo retrovisor y para todas partes; la verdad es que nadie me siguió”, expresó el empresario al ser consultado sobre si observó algo extraño durante el trayecto.

Al llegar a la sucursal de calle Maza en Gutiérrez, Saldaña se despreocupó en el interior del banco. “Llegó como a las 12.45 y me senté en un escritorio con un oficial de cuentas para que me entregue los dólares. Ellos también sabían que iría a buscar los dólares, porque cuando vas a comprar una importante suma hay que solicitarla dos días antes. Yo había hecho ese trámite”, contó.

Mientras dialogaba con el empleado bancario y firmaba unos papeles, “puse el maletín entre las piernas y lo sostenía con una mano, mientras con la otra firmaba. Pero en un momento veo un tipo que entra, pasa por al lado mío, me arrebata el maletín y salió corriendo”, detalló el empresario.

Sin embargo, dio más precisiones: “Cuando entró este sujeto dejó la puerta del banco abierta de par en par para poder salir corriendo con facilidad; primera situación en la que nadie hizo nada. Y, casualmente, en el casquillete de seguridad no estaba el policía”.

El ladrón, una persona de unos 20 años, según Saldaña, logró entrar y salir del local con toda facilidad. En esta misma sucursal se produjo un asalto el pasado 11 de marzo.

Para el empresario los cabos sueltos no están tan sueltos. En la sucursal de Godoy Cruz sabían que iría a Maipú a comprar dólares; en este local estaban esperando porque había avisado que iría a cambiar pesos por la moneda estadounidense; el policía justo no estaba en la garita; el arrebatador entró y dejó la puerta abierta, sin que nadie le advirtiera que debía cerrarla; y por último, el delincuente con mucho olfato o con un dato certero, fue directamente hacia una persona que tenía un maletín entre sus piernas.

Todas esas situaciones, al menos sospechosas, provocaron en Saldaña enojo y la intención de demandar a la entidad.

Luego que el ladrón salió corriendo, “yo salí atrás de él. Me resbalé en la puerta y me caí. El tipo se subió a una moto, en la que estaba su cómplice y huyeron a toda velocidad”, relató.

Una mujer que estaba llegando al banco a depositar el dinero de la agencia de quiniela que posee “me dijo: ‘Tomá mi auto y perseguilos’. Pero justo venía un móvil policial y les expliqué lo que había paso. Allí se dio otra casualidad: la patrulla venía andando, pero cuando les pedí que persiguieran a los motochorros no les arrancaba”, se quejó la víctima.

De todos modos, los policías subieron al vehículo de la mujer, un Ford Ka, y trataron de alcanzar a los delincuentes. No lo consiguieron.

“Llegamos hasta un lavadero de calle Juan Giol donde habían abandonado la moto y se escaparon en otro auto; es decir, lo tenían todo muy bien planeado. Además, los chicos del lavadero nos dijeron que también a ellos los habían agredido”, finalizó el empresario.

Aunque finalmente Saldaña decida no demandar al banco, para él queda claro que “hubo una batida” de algún empleado de la sucursal de Godoy Cruz.  Desde la entidad no se comunicaron con el damnificado en ningún momento, según confirmó.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 02:07
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 02:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'