Deportes

Sólo silencio en un molesto vestuario Rojo

La derrota caló hondo en la visita, que luego de la derrota ante Godoy Cruz prefirió el silencio. Cabizbajos y ofuscados, salieron los dirigidos por Gallego.

Más de 40 minutos debieron pasar para que Leandro Gioda abandone la zona de vestuarios, como primer hombre visitante en hacerlo.

El ambiente estaba caldeado, primaba el silencio y no era para menos. El Independiente de Américo Rubén Gallego no consigue dos triunfos de forma consecutiva en lo que va del campeonato, y el 0 KM se ve cada vez más lejos.

Tan lejos está este Rojo de aquel que se ganó el cartel de grande, que sus intérpretes deben conformarse con el ferviente deseo de alcanzar un tercer puesto. Ese que parece no lograrse, ni subidos al auto que un motivador Tolo prometió.

Pero luego de la espera Gioda apareció y con escuetas palabras explicó:”Hasta el primer gol de Godoy Cruz hubo un partido y después ellos se hicieron protagonistas. Luego vino el penal y se hizo todo más difícil”.

Sobre las palabras que el entrenador pudo pronunciar después del encuentro, el defensor dijo: "Esas son cosas de vestuario, que quedan ahí. Tenemos que juntarnos el martes a mejorar".

Veinte minutos más tarde, Gallego decidió enfrentar los micrófonos y encauzar la salida del grueso del plantel. "Al auto se le pincharon las ruedas", dijo rompiendo el hielo.

"Está muy lejos el Independiente que yo pretendo. Me llevó una sensación de amargura porque el partido era para un empate e incluso nosotros habíamos estado más cerca", expresó acerca del desarrollo del juego.

Con respecto al cambio negativo que tuvo el equipo en la segunda parte, el entrenador manifestó: "“En el entretiempo les dije a los jugadores que un error podía costarnos el partido; por desgracia lo cometimos nosotros". Y agregó: "Los cambios no rindieron como contra Tigre, se notó".
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic