Deportes

Atlético Madrid superó con lo justo a Espanyol

El derrotado fue mejor en la primera parte. Pernía regaló un penal y  Lahoz se tragó uno sobre Agüero. Forlán volvió a ser decisivo con sus dos goles y se queda a uno de Etoo

El Atlético tiró de orgullo en una noche épica para firmar las paces con su afición con una increíble remontada ante el Espanyol. El conjunto Perico se fue al descanso con dos goles de ventaja y un hombre más, por expulsión de Perea, pero se vino abajo ante el vendaval Rojiblanco. Dos tantos de Forlán, uno de ellos en el descuento, y otro de Agüero lanzaron un mensaje para lo que queda de temporada: el Atlético luchará hasta el final por entrar en la Champions.

Esto es lo que tiene ser del Atlético. Una pala de cal y dos o tres de arena. Pero cuando toca el día bueno, cuando toca la de cal, los hinchas Rojiblancos pueden frotarse las manos. Al menos, como lo hacía el Espanyol cuando se retiraba a los vestuarios con un 0-2 en el marcador y ante un equipo que tendría que afrontar la segunda mitad con diez hombres.

El Atlético tiró la primera parte ante un Espanyol más entonado y con mayor profundidad en los últimos metros .

Nadie podía presagiar lo que sucedería a continuación. Ningún pronóstico era favorable al Atlético, y ahí es cuando a los de Abel les gusta sacar lo mejor de si mismos. Era un día para reconciliarse con una afición herida, molesta por la falta de actitud de su equipo. Una actitud que precisamente les llevó  a mantenerse vivos en la lucha por la Champions. Una lucha que tendrá su episodio más decisivo en la próxima jornada ante el Valencia.

Deberán aplicarse más los de Abel si no quieren tener que volver a recurrir a la heroica. No pueden darse tantas facilidades y luego intentar remar contracorriente. Es lo que le ocurrió ante el Espanyol, mejor y más profundo en el primer acto. Con mayor rigor defensivo, una marcha más que su rival en ataque, el conjunto catalán gozó de las primeras ocasiones del partido. El Atlético apenas inquietó a Kameni y pagaba su lenta circulación con una espesura y falta de ideas preocupante.

Dos regalos para aumentar el desconcierto

Así transcurría el partido hasta una de las jugadas polémicas del partido. Un choque de Perea con Chica acabó con el colombiano enfilando el camino hacia los vestuarios. Lo raro no fue que viera la roja, sino que Mateu Lahoz pasara de ni siquiera señalar falta a acabar mostrándole la cartulina. A la fiesta de despropósitos rojiblancos se unió un protagonista habitual en este tipo de situaciones. Pernía se precipitaba en una jugada sin aparente peligro y cometía un claro penalti sobre Iván Alonso. Nené no fallaba y aumentaba el calvario colchonero.

El punto álgido del desastre apareció un par de minutos después, cuando la zaga rojiblanca optó por dormirse en una falta y ponerle la alfombra roja a Jarque en el segundo palo.

Era difícil ir a peor, así que el Atlético salió con aires renovados en la segunda mitad y le dio la vuelta al partido tirando de orgullo, casta y corazón. Forlán y Agüero firmaban el milagro y ponían contra las cuerdas a un Espanyol irreconocible.

La fe de Forlán

Con el empate, la falta de ambición 'perica' aumentó la fe del Atlético, que siguió intentándolo hasta que las fuerzas le dejaron. Fue entonces cuando los de Pochettino pudieron aprovechar el desgaste, pero no quisieron arriesgar un punto valioso que se les acabó esfumando.

Forlán consumaba la épica con un tanto en el descuento que bien puede valer la temporada o quedarse en nada, todo dependerá de lo que los rojiblancos hagan ante el Valencia. Al menos, para ese partido, la afición volverá a estar con el equipo.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|05:02
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|05:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic